Cómo plantarle cara a la caspa de forma definitiva

Responsive image

by Merce Rey  
Este trastorno capilar no entiende de géneros, de edades ni tampoco de tipos cuero cabelludo. Se instala en el cabello produciendo pequeñas escamas blanquecinas y en algunos casos se acompaña de picor.
 

Su aparición puede estar relacionada con la actividad de un hongo llamado "Malassezia furfur" que se hospeda en el cuerpo humano de forma natural, pero que puede llegar a descontrolarse e incrementar la aparición de estas escamas. Otro de los desencadenantes que dan lugar a su manifestación puede deberse a una renovación celular acelerada de la epidermis. El estrés, la utilización de ciertos productos para el pelo, una alimentación desequilibrada, así como padecer enfermedades de la piel como la psoriasis o el eccema pueden propiciar la generación de caspa. Los cambios hormonales durante la pubertad también pueden afectar.

Existen dos tipos: caspa seca o grasa. La principal diferencia entre una u otra es que la primera se corresponde con escamas de color blanco. Sin embargo, en el caso de la segunda su color es más amarillo y cuesta más desprenderse de ella, adhiriéndose con más fuerza al cuero cabello. Si ya de por sí padecer caspa es un engorro a nivel estético, ya no digamos en materia de salud, el picor resulta bastante incómodo para quien lo padece, llegando a aparecer irritaciones o heridas si se rasca en exceso.

¿Cómo actuar?

En la farmacia o herbolarios encontrarás champús anticaspa que pueden ayudarte a acabar con este problema capilar y aliviar los síntomas. Si no tienes mucha caspa siempre puedes probar con los champús que venden en los supermercados, fíjate en la etiqueta y busca aquellos que no sean agresivos para el pH de tu piel. En el momento de lavar el pelo procura que el agua no esté demasiado caliente, es preferible que esté templada. Evita también frotar, masajea la zona de forma suave. Una vez que el problema remita vuelve a tu champú habitual. Elimina la ingesta de dulces, azúcares y refinados, apostando por incluir verduras, legumbres, fruta y frutos secos en tu dieta.

Además, existen otros remedios caseros a base de limón que pueden ser útiles para emplear en caso de padecer caspa. Así, la influencer Patry Jordan aconseja utilizar un champú suave, mezclarlo con limón y aceite de coco virgen sin refinar. En un cuenco vierte un poco de champú, exprime un poco de limón por encima y antes de echar el aceite de coco, caliéntalo unos segundos en el microondas o al baño maría. Seguidamente, agrega dos o tres cucharadas de aceite a la mezcla y remueve. Lava el pelo con tu champú de siempre, coge el preparado y distribúyelo por todo el pelo dejándolo actuar durante unos minutos y acláralo.

FOTO PRINCIPAL.: Photo by Bennie Lukas Bester from Pexels.