Limpia tu hogar en un `pis pas´ con estos remedios caseros

Responsive image

by Merce Rey  
Hay rincones de la casa que nos traen por el camino de la amargura y por más que les dedicamos un tiempo más que merecido aplicando un sinfín de productos milagrosos no quedan como el primer día. Toma nota de estos trucos de andar por casa y verás como ahorras tiempo y dinero.
 

Uno de estos espacios es la cocina, concretamente el congelador que a medida que se va utilizando van formándose placas de hielo en interior e impidiendo que este funcione correctamente. Deberás limpiarlo cada cierto tiempo para que te resulte más llevadero. Lo primero que tienes que hacer es apagarlo, retirar todos los alimentos que hay en su interior y para que los que estaban en el compartimento del congelador no se descongelen, lo que puedes hacer es envolverlos en unos paños de cocina. Comienza limpiando esta zona. Para ello pon a una tartera con agua caliente, cierra la puerta y deja que actúe. Pasados unos minutos, vuelve a abrir y verás como el hielo se ha derretido, por lo que te costará menos extraerlo. En el caso del frigorífico puedes preparar un pulverizador casero a base de bicarbonato de sodio y agua tibia te ayudará a conseguir un doble objetivo: limpiar y desinfectar. Después extiende el preparado con ayuda de un paño o una esponja. Para acabar con los malos olores un gran aliado es el zumo de limón. En ese caso impregna el interior de la nevera con este aroma y acláralo con agua.

Otro de los electrodomésticos que nos traen por el camino de la amargura es el horno donde se va acumulando la grasa, suciedad y todo tipo de olores. Con el mismo truco anterior, el del agua podrás eliminar de forma sencilla la suciedad incrustada. Pon una tartera con agua en el interior, cierra y deja actuar con el horno encendido. Pasados unos minutos abre y verás como el vapor ha ayudado a que la grasa se desprenda, resultándote más sencillo su limpieza. En el vídeo de Como Limpiar Tu Casa lo que recomiendan es hacer un preparado con bicarbonato, agua caliente y vinagre, encender si fuese necesario el horno unos minutos y aplicar la solución por toda la superficie dejando que se ablande durante toda la noche. Al siguiente día recomiendan frotar con una esponja y aclarar con una bayeta con agua.

En el baño

La mampara es otro de los lugares que se nos resiste. Aquí entre la cal y los restos de jabón y champú se convierte en toda una odisea que luzca resplandeciente. Uno de los trucos que más se repite es el de utilizar vinagre. En una tina con agua tibia añade el vinagre y aplícalo por el cristal de tu ducha con un paño. Espera cinco minutos y pasado ese tiempo retíralo con agua, según aconsejan en el canal Como Limpiar Tu Casa.

Para aquellas que tengan bañera seguro que ven que el moho se acumula por todos los rincones y juntas afeando esta pieza de higiene. En un pulverizador agrega vinagre blanco con bicarbonato, rocía y aplica. Espera media hora y frota con una esponja. A continuación, elimina los restos con agua tibia. Las juntas de los azulejos es otro de los sitios en los que se acumulan bastante porquería, pero también existen remedios caseros para ponerle una solución. Rosa Garalva aconseja hacer una mezcla con bicarbonato, agua oxigenada y jabón de platos, mezclar todo bien y aplicar con una esponja. Con un trapo húmedo retira los restos y finalmente pasa un paño seco.

FOTO PRINCIPAL.: Foto de Karolina Grabowska en Pexels.