Recetas innovadoras con las que dejar boquiabiertos a tus comensales

Responsive image

by Merce Rey  
Con las celebraciones navideñas tan cerca es el momento de ir pensando el menú con el que sorprenderás a tus invitados. Esta ocasión tendrás que esmerarte un poco más, ya que el año pasado muchas reuniones tuvieron que posponerse por las restricciones del Covid-19.
 

Productos como pescados y mariscos suelen ser un clásico de estas veladas. Hay quien prefiere ir a tiro fijo preparando estos platos como hace siempre, pero hay otros que le gusta experimentar con nuevos sabores, ingredientes y formas de cocinar. Para los segundos o para los más atrevidos proponemos tres platos distintos y poco comunes. Uno de ellos es el pescado a la sal, que por lo que pueda parecer no queda para nada salado y sí muy jugoso. Se envuelve en una capa de sal gruesa y se lleva al horno. A medida que se va cocinando esta se va endureciendo y para comerlo hay que romper esa coraza de salitre. Es una técnica sencilla y saludable. Tanto la lubina como la dorada son pescados que se pueden preparar de esta manera. Sigue los pasos que te marcan en el canal El invitado de invierno y verás como te resuelve más de una comida o cena.

Pescado a la sal

Ingredientes

  • Lubina.
  • 2 kg de sal gorda.
  • Clara de huevo.
  • Ralladura de limón.

Elaboración:

En un bol echa la sal que necesitas y agrega por encima una clara de huevo. Después remueve todo bien para que se integren los ingredientes. A continuación, ralla la piel de dos limones e incorpórala también a la mezcla. En una bandeja de horno extiende una capa de sal fina con una cuchara. Coloca el pescado entero sobre ella y cúbrelo de sal dejando al descubierto el ojo y la cola. A continuación, haz una hendidura con un cuchillo trazando el perfil del pescado. Llévalo al horno entre 25 y 30 minutos a una temperatura alta, de entre 210 y 220ºC. Una vez listo, retira la costra con ayuda de una espumadera.

Para sorprender a los apasionados de la pasta y a los que le pirre el sabor a queso puedes animarte a cocinar "Pasta alla ruota" o lo que también se conoce como "pasta a la rueda", una receta tradicional italiana que consiste en preparar la pasta aparte y se le da el toque final dentro del propio queso, cuando esta aún está todavía caliente. En Cocina fácil con AB te darán unas pinceladas para su ejecución.

Pasta alla ruota

Ingredientes

  • Setas y champiñones.
  • Espaguetis.
  • Nata.
  • Panceta (opcional).
  • Aceite de oliva.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Sal y pimienta.

Elaboración:

Comienza cortando en trozos finos las setas y los champiñones. En una sartén con un chorrito de aceite incorpora los comestibles. Espolvorea un poco sal y pimienta por encima. Añade el vino blanco y deja que se reduzca. En una cacerola pon a cocer los espaguetis. Vierte por encima de las setas y los champiñones un poco de nata. Cuando la pasta ya esté cocida, es el momento de juntarla con el resto de ingredientes que tenías en la sartén. Ahora en el queso que vayas a utilizar raspa con una cuchara la superficie antes de poner sobre ella la pasta. Con el calor de la misma, el queso se fundirá y la impregnará de todo el aroma y sabor. Por último, fríe un poco de panceta y pícala muy fina. Decora con ella el plato cuando la vayas a servir.

Si hay algún carnívoro en la sala, conquístalo con ternera Stroganoff, un plato típico de la gastronomía rusa, en el que la carne se corta en tiras y se acompaña de una salsa a base de nata fresca. En Recetas de Esbieta te explican cómo hacerla sin invertir mucho tiempo y empleando ingredientes que seguro que tienes a mano.

Ternera strogonoff

Ingredientes

  • 350 g solomillo de ternera.
  • Cebolla.
  • Harina.
  • Tomate concentrado.
  • Nata fresca.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta.

Elaboración:

Primero pica una cebolla para después proseguir con la carne, que deberás cortar en tiras. Enharina la pieza. Tras este paso, en una sartén vierte un chorrito de aceite y cuando esté bien caliente es el momento de echar la carne. Déjala que se haga a fuego fuerte durante un minuto. Transcurrido ese tiempo, sácala. En el mismo aceite dora la cebolla. Retira el exceso de aceite y vuelve a echar la carne de nuevo. Posteriormente, agrega una cucharadita de tomate concentrado y rehoga un minuto. Apaga el fuego y añade dos cucharadas de nata fresca. Salpimiéntalo al gusto. Tápalo y déjalo reposar unos minutos. Según indica la experta este plato se suele acompañar con patatas fritas.



FOTO PRINCIPAL.: Photo by Becca Tapert on Unsplash.