¿Quieres adelgazar como Isabel Díaz Ayuso? ¡Te mostramos cómo!

Responsive image

by Mirian Díaz
Te enseñamos los hábitos que ha llevado a cabo la presidenta de la Comunidad de Madrid para adelgazar 10 kilos en tan pocos meses
 

Seguro que has leído muchas veces aquello de que practicar deporte y llevar una alimentación saludable son las claves para perder peso de forma efectiva y duradera. Precisamente eso es lo que ha hecho la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de ahí su recién cambio físico.

En cuestión de pocos meses, la presidenta luce un nuevo aspecto, algo que no ha pasado desapercibido en las redes y que muchos usuarios han comentado, asegurando que su cambio es espectacular.

De hecho, en su última visita a Estados Unidos lució un bonito traje sastre de Zara que causó sensación hasta el punto de agotarse. La clave de su éxito fue salir en los medios con la imagen de su nueva figura frente al Capitolio, donde lucía un top y unas mallas ajustadas que le sentaban realmente bien. Asimismo, en los Premios Platino celebrados hace unos días tampoco pasó desapercibida al lucir un mono azul noche de Adolfo Domínguez, un look considerado como un gran acierto.

El nuevo estilo de vida de Ayuso

Isabel Díaz Ayuso ha adelgazado bastante en cinco meses, gracias básicamente al cambio en sus hábitos diarios y a su vida activa. Tal y como aseguran los nutricionistas, no hace falta pasar muchas horas en el gimnasio ni hacer dietas estrictas que no pueden mantenerse a largo plazo. Lo cierto es que es posible perder 10 kilos como ella haciendo ejercicio diario y fomentando la alimentación sana. De hecho, es la mejor forma para perder los kilos que nos sobran para evitar recuperarlos en poco tiempo.

A la hora de perder peso, una meta factible y realista consiste en perder entre 500 gramos y un kilo a la semana, todo sin necesidad de hacer régimen, sino de seguir las siguientes pautas que vamos a tratar de resumirte a continuación del mejor modo posible:

  • Alimentación sana basada en fruta de temporada, vegetales frescos, proteína de calidad vegetal o animal, legumbres, grasas saludables, tubérculos o cereales integrales. También es muy importante evitar los alimentos procesados o ultraprocesados.
  • Hidratarse bien. Es fundamental beber agua en cantidad suficiente como para orinar transparente. Si la orina tiene un color intenso significa que tu cuerpo no está suficientemente hidratado y que debes aportarle más agua.
  • No es recomendable picotear demasiado entre horas, pero menos aún si tomas procesados o snacks. Si en algún momento de la mañana o de la tarde tienes necesidad de comer algo, decántate por un yogur, una fruta o frutos secos (con un puñado bastará). De hecho, tomarse algún tentempié saludable a lo largo del día es útil para no llegar con mucha hambre a la comida principal.
  • Mantener un horario de comida regular. Es bueno comer siempre a la misma hora e intentar cenar temprano para hacer la digestión antes de irnos a dormir. De esa manera, el descanso mejorará, algo que influirá en tu salud mental y física.
  • Eliminar el consumo de azúcar procedente de bebidas con alcohol o azucaradas.
  • Hacer ejercicio. Dedica parte de tu tiempo a mantenerte activa y añádelo a tu rutina diaria. Para empezar, olvídate del ascensor o bájate una parada antes del metro o el autobús para andar más.
  • Incluye ejercicio de fuerza para mantener o aumentar tu masa muscular. Esto potenciará tu metabolismo basal para perder peso y hacer que se mantenga a largo plazo.

*Foto portada: @isabeldiazayuso en Instagram