Por momentos me pitan los oídos, ¿a qué se debe?

Responsive image

by Merce Rey  
Estos pequeños zumbidos que son sólo son escuchados por quien los padece y que no están relacionados con el exterior pueden ser provocados por el estrés, por estar sometida a entornos de mucho ruido de forma continuada o puede estar relacionado con otros trastornos.
 

Los acúfenos o también llamados tinnitus se tratan de una serie de pitidos o zumbidos que son percibidos por la persona que los escucha y no están relacionados con nada externo. De hecho, puede llegar a notar esta molesta sensación, aunque esté todo en silencio. Según datos de la Clínica de la Universidad de Navarra, "entre un 10 y un 17%" de la población la sufre, pero también indican que "en la mayoría de los casos, no molesta (porque no se produce alteración en su procesamiento central) y no es necesario realizar ningún tratamiento específico". Existen una serie de condicionantes que pueden provocar esta molestia como es el caso del estrés, estar expuesta a escuchar ruidos constantemente o por la excesiva acumulación de cera en el pabellón auditivo debido a un tapón. Aunque hay otras causas que pueden derivar en este malestar: "la hipoacusia o pérdida de audición, las infecciones de oído, los fármacos ototóxicos, tumores de nervio acústico", entre otros, tal y como señalan en el artículo.

Estos zumbidos pueden manifestarse de dos maneras distintas, ya sea de forma subjetiva u objetiva. En el caso de la primera se tratan de ruidos que se producen "sin que exista un estímulo acústico, por lo que otras personas y el médico mismo no pueden escucharlos", mientras que en lo que respecta a la segunda, tanto uno como el otro lo perciben y lo "producen estructuras cercanas al oído que, en algunos casos, no pertenecen a él. En otras ocasiones, el sonido se parece más a un clic rítmico", tal y como indican en la página web de cinfasalud.cinfa.com. Si tienes dudas lo importante es que acudas al otorrinolaringólogo para que te haga una revisión y te evalúe para determinar el tratamiento que mejor te conviene, desde audífonos hasta terapias para aprender a convivir con ellos.

Hay pacientes que notarán que estos pitidos son de carácter leve, pero pueden llegar a dar bastantes quebraderos de cabeza cuando se produzcan de forma continuada y afectar al desarrollo de su vida diaria. Problemas para conciliar el sueño, relacionarse con otras personas o mismamente despeñar su actividad laboral. Los expertos recomiendan escapar en la medida de lo posible de las situaciones de estrés, evitar los ruidos molestos y continuados, así como la cafeína, el alcohol o el tabaco.

FOTO PRINCIPAL.: Foto de Liza Summer en Pexels.