Dieta antiinflamatoria: beneficios y cómo ponerla en práctica

Responsive image

by Mirian Díaz
La dieta antiinflamatoria es una magnífica alternativa para cuidar la salud de nuestro cuerpo, ¿cuáles son sus beneficios?
 

Las enfermedades más frecuentes aparecen cuando llevamos un estilo de vida poco saludable asociado al consumo de grasas trans, bebidas alcohólicas, aceites refinados y otros alimentos de escasa calidad nutricional, junto al hecho de llevar a una vida sedentaria.

Los síntomas de inflamación son las siguientes: malestar, cansancio, molestias de tipo intestinal, aumento de peso y problemas para conciliar el sueño. Si notas alguno de estos síntomas, puede que precises una dieta antiinflamatoria con la que obtendrás beneficios en poco tiempo.

Los beneficios de la dieta antiinflamatoria

Desde aquí te vamos a dar algunas nociones sobre la dieta antiinflamatoria, aunque es conveniente que te pongas en las manos de un especialista en nutrición para que te proporcione las pautas necesarias. Sea como sea, estos son los beneficios que obtendrás al seguir una dieta antiinflamatoria adecuada:

  • Cuidar tu peso. Llevar este tipo de alimentación te ayudará a mantener tu pelo ideal.
  • Fortalecer tu sistema inmune. Esta dieta potenciará la respuesta de tus defensas para combatir las infecciones de forma efectiva.
  • Mejorar el sistema digestivo. Los alimentos que forman parte de esta dieta protegen la flora intestinal, impiden la hinchazón y evitan las digestiones pesadas.
  • Mejorar el descanso. Sin inflamación, el estrés se reduce, favoreciendo la relajación y el sueño.
  • Calmar el dolor. Los síntomas asociados a la inflamación del cuerpo disminuyen, como es el caso del dolor menstrual, la artrosis, la tendinitis, la artritis, etcétera.
  • Mejora el estado de ánimo. Esta dieta reduce la ansiedad y el estrés, ayuda a que exista armonía entre el cerebro y el intestino, y hace que el cuerpo y la mente conecten.

Consejos para llevarla a cabo

Como te hemos indicado, lo mejor es buscar la ayuda de expertos en nutrición. No obstante, a continuación vamos a nombrar algunos de los alimentos que habitualmente forman parte de esta dieta:

  • Frutas y verduras para aportar antioxidantes, fibra y polifenoles para obtener el deseado efecto antiinflamatorio.
  • Aumenta la ingesta de pescado y reduce el consumo de carnes. El pescado graso es una gran opción para aportar omega 3 a tu cuerpo.
  • Aceite de oliva virgen extra para obtener grasas de calidad y antioxidantes.
  • Aporta hierbas a tus platos para potenciar el sabor y añadir antioxidantes y nutrientes.
  • Frutos secos y semillas. Estos alimentos son fuente de fibra, antioxidantes y grasas insaturadas.
  • Legumbres para aportar fibra, hidratos de calidad y polifenoles, que combatirás el estrés oxidativo al mismo tiempo que evitará la inflamación.
  • Alimentos frescos y de temporada en sustitución de los ultraprocesados.