¿Quieres fomentar una buena salud sexual? ¡Sigue leyendo!

Responsive image

by Sofía Borrás
Tener una buena salud sexual es fundamental para el bienestar físico y psicológico de la mujer y conocerla de la mano de expertos puede resultar clave para mejorar distintos aspectos como la falta de deseo, las disfunciones sexuales o la aprensión o tabúes que muchas veces se generan en torno al sexo.
 

A esto se le añaden los distintos mitos que rodean a la sexualidad femenina. Para ayudar a las mujeres a mejorar su salud sexual, desmontar falsas creencias y ofrecer información sobre todo lo relacionado con ella, Procare Health, laboratorio especializado en salud femenina, y Santa Mandanga, la primera Escuela Digital de Educación Sexual, han creado una serie de podcasts que contarán con la participación de la doctora Francisca Molero, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS).

En cada capítulo la doctora tendrá una charla con mujeres de distintos perfiles: sexólogas, ginecólogas, influencers, etc.; en las que abordarán temas como la libido y el ciclo menstrual, el orgasmo, las fantasías sexuales o la belleza, entre otros.

Claves para tener una buena salud sexual

Entre las claves más destacadas para mejorar la salud sexual se encuentran, según los expertos que participan en esta serie de podcast :

  • Seguir un estilo de vida saludable: tener un estilo de vida saludable, siguiendo una alimentación equilibrada y practicando ejercicio, nos dan el aporte necesario de energía para mantenernos activos y con ganas de practicar relaciones sexuales. Por otro lado, una mala alimentación puede también producir algún desequilibrio hormonal que puede interferir tanto en el deseo como en el estado de los órganos genitales femeninos.
  • Tener una buena relación y comunicación con la pareja: es importante que la relación de pareja permita una confianza y comunicación que ofrezcan a las dos partes la posibilidad de hablar sus problemas, deseos o necesidades en cuanto al sexo. A muchas mujeres les cuesta llegar al orgasmo debido a que no sienten placer o no se comunican de forma erótica con su pareja, ya sea por vergüenza o por la dificultad para expresarse.
  • Prevenir las infecciones de transmisión sexual (ITS): es un aspecto clave para una buena salud sexual y para ello es imprescindible el uso de métodos anticonceptivos de barrera que contribuyan a prevenir el contagio de ITS, como el del VPH.
  • Pensar en una vida sexual plena más allá del coito: una vida sexual plena no solo tiene que ver con el coito. En la sexualidad interviene todo el cuerpo: la mente, los sentimientos y las emociones y, en determinados casos, la persona con la que en ese momento se comparten las relaciones. Pero tenemos que pensar en la sexualidad de nosotras mismas y en la sexualidad con la pareja.
  • Buscar ayuda en caso de bajo deseo o dificultades para mantener relaciones: en el caso de que existan circunstancias que impidan mantener unas relaciones sexuales satisfactorias, bien por falta de deseo o bien por dificultades fisiológicas, lo mejor es buscar ayuda de un especialista. Por otro lado, existen complementos de origen natural que contribuyen a estimular las hormonas fisiológicas favorecedoras del deseo. Es el caso de Libicare®, cuyos componentes, la trigonella, el ginkgo biloba y el tribulus, entre otros, tienen una acción directa sobre la mejora del deseo sexual demostrada en estudios científicos. Además, para etapas como la de la menopausia en la que las mujeres tienen, además de bajo deseo, síntomas como sofocos o insomnio, etc.; existe otro preparado llamado Libicare® Meno que además de contribuir a mejorar todos ellos, ayuda a la liberación fisiológica de la testosterona, y a un mejor estado de ánimo favoreciendo el deseo sexual.
  • Tener una buena hidratación: en distintos momentos la mujer puede sentir falta de hidratación y sequedad en la zona vaginal, como consecuencia del estrés, por ejemplo, en la etapa de lactancia o la menopausia. En estos casos también son recomendables preparados de origen natural que ayudan a hidratar la zona como Idracare.