4 beneficios de los espárragos

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Los espárragos se consideran vegetales adecuados para cuidar la salud y evitar la aparición de algunas enfermedades. Su consumo habitual es en la cocina, aunque se han desarrollado numerosos productos que puedes encontrar a la venta en centros especializados. Consulta a tu médico su consumo y no te automediques.
 

Los espárragos se han empleado desde la antigüedad como alimento y ofrenda a sus dioses. Su cultivo se ha extendido a diversos puntos del mundo y así ha surgido la variedad blanca. En la actualidad, se utilizan a varios niveles porque se han analizado sus propiedades saludables y se están aprovechando para prevenir la aparición de problemas de salud.

Botánicamente se denomina Asparagus officinalis, de la familia Asparagaceas. Es una planta herbácea perenne que se conoce como esparraguera o espárrago común. Los brotes jóvenes constituyen los espárragos que consumimos habitualmente. Existen numerosas variedades. Las más frecuentes son el blanco, el verde y el morado. Para obtener el espárrago blanco, se debe evitar la exposición de las plantas a la luz durante su crecimiento.

A nivel nutricional destacaría que los espárragos presentan fibra, agua, minerales (calcio, potasio, hierro y fósforo), vitaminas (A, C, E, del grupo B y K), proteínas y compuestos azufrados. Aportan pocas calorías.

Entre sus propiedades destacaría que se consideran fuente de vitaminas y minerales, son diuréticos, laxantes y presentan efectos antioxidantes.

Los expertos señalan que los espárragos son beneficiosos para la salud y actúan a varios niveles aportando efectos positivos al organismo. Se consideran:

1-Reguladores del tránsito intestinal

La fibra les proporciona la capacidad de regular el tránsito intestinal, previene el estreñimiento, la inflamación intestinal y las hemorroides, entre otras posibilidades. La celulosa, presente en su estructura, actúa favoreciendo la motilidad del intestino grueso.

2-Diuréticos

En su composición química presentan agua (que facilita la eliminación de líquidos), potasio y asparagina (que induce la producción de orina), lo que facilita la diuresis.

3-Antioxidantes

Contiene folatos, vitamina C, betacarotenos y flavonoides, con capacidad antioxidante. Estos elementos reducen los efectos negativos de los radicales libres y las patologías asociadas a su presencia en el organismo.

4-Estimulantes a nivel del funcionamiento cognitivo

Presentan vitaminas (A, C, E, K y del grupo B, especialmente ácido fólico) y minerales que mejoran el funcionamiento cerebral y reducen el riesgo de aparición de deterioro cognitivo. Las vitaminas del grupo B también aumentan el nivel de energía.

Se emplean en la cocina en sus diferentes variedades. Existen numerosas recetas en las que se incluyen. También pueden constituir un sencillo aperitivo con el que puedes disfrutar de todas sus propiedades.

Actualmente existen numerosos preparados en los que se incluyen espárragos. Puedes encontrarlos en diferentes puntos de venta como farmacias, por ejemplo. Se emplean en forma de cápsulas de extracto de espárrago para reducir la acidez del organismo y aportar vitaminas y minerales. Consulta al médico su consumo.

No todo son ventajas. El consumo de espárragos intensifica en algunas personas el olor de la orina, debido a la presencia de compuestos azufrados, pero no es patológico. También se han descrito casos de aumento de gases y de piedras en el riñón en personas susceptibles de padecerlos.