Dale la vuelta a la cocina con estos platos a(típicos)

Responsive image

by Merce Rey  
¿Quién dijo que la originalidad en el espacio culinario estaba reservada para unos pocos? No hace falta contar con múltiples aparatos ni con ingredientes fuera de lo común para conseguir un plato de diez y que sea original con lo que tenemos a mano.
 

Ahora que el buen tiempo se acerca, apetece preparar otro tipo de recetas menos contundentes, más ligeras y por su puesto que sean refrescantes. En el apartado de los entrantes merece una mención especial: la ensaladilla. Esta no falla, ya sea en casa propia, ajena o como tapa en una cafetería. El huevo cocido, el atún, la zanahoria, las aceitunas, los guisantes y la patata cocida comparten espacio junto con la mayonesa o el aceite de oliva y el vinagre, eso según gustos. Hay quien la adorna con pimiento de piquillo o quien le añade otros ingredientes como los palitos de cangrejo. Pero seguro que está deliciosa en cualquiera de sus variantes. Por ejemplo, en el perfil de Rosa cocinera y madre nos deleitan con una ensaladilla de garbanzos. Para ello tendrás que sustituir la patata por garbanzos. La acompaña de lactonesa o lo que es lo mismo "mayonesa sin huevo", una propuesta idónea para cubrirse las espaldas ante una intoxicación alimentaria.

Ensaladilla de garbanzos

Ingredientes

  • 400 g de garbanzos cocidos.
  • 240 g de atún al natural.
  • 75 g de aceitunas sin hueso.
  • Un puñado de pepinillos.
  • Dos huevos cocidos.
  • Una zanahoria.

(para la lactonesa)

  • 100 ml de leche entera.
  • 200 ml de aceite.
  • Zumo de limón.
  • Ajo.
  • Sal y pimienta.

Elaboración:

Una vez que los garbanzos estén cocidos, pásalos para un bol y aplástalos con un tenedor. Después, añade el atún, corta las aceitunas y los pepinillos y agrégalos también. Mezcla todo y ralla la zanahoria en crudo y haz lo mismo con los huevos cocidos. Remueve y prepara la lactonesa. Así, en el vaso de la batidora, vierte la leche, introduce un trozo de diente de ajo, zumo de limón, salpimienta y añade el aceite. La cuchilla de la batidora tendrá que tocar el fondo y cuando estén todos los ingredientes mezclados, podrás mover la batidora arriba y abajo. Por último, deposita la mayonesa en el cuenco y mézclala con el resto de productos.

Otra de las elaboraciones que nos acompaña durante esta temporada es la tortilla, que tanto se consume fría como en caliente, poco hecha o dorada, con o sin cebolla, con relleno o sin él, más o menos gruesa, en su formato francesa, en bocadillo, sola o combinada con el café de media mañana. Ya ves que en esta comida daría para un capítulo aparte. En los pícnics suele ser la estrella y ya no digamos en las pinchadas improvisadas o en las reuniones de familia. Para que puedas ir incrementando la lista de variedades te presentamos la tortilla vaga, aquella que no hace falta darle la vuelta. En el vídeo de Web elbullirdeagus encontrarás todos los pasos.

Tortilla vaga

Ingredientes

  • Huevos.
  • Patatas.
  • Jamón serrano.
  • Cebolla confitada.
  • Aceite.
  • Sal.

Elaboración:

Comienza pelando, lavando y cortando las patatas con ayuda de una mandolina. En una sartén echa un chorrito de aceite y cuando esté caliente incorpora las patatas. Mientras se van haciendo aprovecha para batir los huevos. Pasa las patatas para un papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Mezcla las patatas con el huevo. Seguidamente, retira el aceite de la sartén y vierte el preparado anterior en ella, dejando que se cuaje sólo, por un lado. Ahora puedes introducirle los toppings, el cocinero opta por echar la cebolla confitada en uno de los laterales y en el otro las lascas de jamón. Retírala del fuego cuando desees.

Si no te apetece preparar las albóndigas de siempre porque ya las tienes más que vistas o te has venido arriba con las lentejas y has cocinado para un regimiento, puedes aprovechar las que te han sobrado para dar lugar a un nuevo plato: las albóndigas de lentejas. En VIDA VEGANA ofrecen todas las claves.

Albóndigas de lentejas

Ingredientes

  • 500 g de champiñones.
  • Una taza de lentejas.
  • Media taza de avena molida.
  • Una cucharada de levadura nutricional.
  • Una cuchadarita de tahini.
  • Media taza de cebolla.
  • Salsa de soja.
  • Orégano.
  • Perejil.
  • Ajos.

Elaboración:

En una sartén pon a cocinar a fuego medio los champiñones troceados y déjalos que se hagan durante cinco minutos. En el momento que veas que van soltando agua, deséchala, agrega media taza de cebolla picada y los ajos también picados. Tendrán que estar haciéndose entre cinco y diez minutos más. Vierte un poco de salsa de soja, apaga el fuego y añade el perejil troceado. A continuación, en un recipiente, echa las lentejas y machácalas para después introducir el preparado anterior. Remueve y agrega la avena molida, la levadura nutricional, una pizca de orégano, una cucharadita de tahini y mezcla todo con un utensilio. Después dale forma de bola. Dóralas en la sartén con una pizca de aceite. En el vídeo hacen una salsa de tomates, cebolla, apio y ajo, así como unos fideos de calabacín de acompañamiento.

Para cerrar el menú toca hacerlo con un dulce. Pero siguiendo con la idea de darle la vuelta al cocinado, hemos elegido una tarta invertida, en el que el ingrediente principal se deja a la vista, puede ser manzana, piña, pera, plátano, etc. En definitiva, la fruta que mayor te agrade. Esta estará confitada. De este modo, en Josean MG te explican cómo hacer la de naranja.

Tarta invertida de naranja

Ingredientes

(para la confitura)

  • Cuatro naranjas.
  • 200 ml de agua.
  • 200 ml de azúcar.
  • Tres huevos.
  • 240 g de azúcar.
  • 220 g de harina.
  • 15 g levadura.
  • 120 g de semolina.
  • Ralladura de la piel dos naranjas.
  • Zumo de naranja.
  • Sal.

Elaboración:

Tendrás que iniciar los preparativos de este postre el día anterior. Para ello pon a calentar el agua con el azúcar y cuando comience a hervir, retíralo del fuego y pon las rodajas de naranja encima. El experto aconseja taparlas, y dejarlas ahí hasta el día siguiente o un mínimo de diez horas. Transcurrido el tiempo pertinente, casca los huevos para un bol, añade el azúcar y bátelos. Agrega la sal y la ralladura de las naranjas, vuelve a batir e incorpora el zumo. Coge otro recipiente y mezcla los ingredientes en seco. Es el caso de la harina, la levadura y la semolina, remuévelos con una cuchara. Seguidamente, tamiza este preparado para el bol de los huevos. Hazlo en varias veces y ve removiendo. Ahora precalienta el horno a 180ºC, forra las paredes del molde con las láminas de naranjas, introduce la mezcla y extiéndela bien. Deja que se haga entre treinta y cinco y cuarenta minutos. Transcurrido ese tiempo ponla a enfriar.

FOTO PRINCIPAL.: Foto de Eaters Collective en Unsplash.