Este es el innovador masaje que se realiza con los tacones puestos

Responsive image

by Sofía Borrás
¿Alguna vez has disfrutado de un masaje en tacones? María García, terapeuta especialista en masaje oriental, tradicional y energético en AC DermaStudio, es la creadora de Massage in Heels, un innovador masaje integral en el que una de sus tres fases se realiza de pie y con los tacones puestos.
 

Se trata de un masaje vertical tonificante, perfecto para lucir unas piernas más estilizadas y relajadas en tan solo una sesión, al mismo tiempo que se completa con un masaje corporal integral y facial que eleva el bienestar y el descanso a otra dimensión.

Su secreto reside en la combinación de varias técnicas, comenzando con una primera parte muy innovadora y única que consiste en un masaje que se realiza de pie y con sandalias o zapatos de tacón, que favorece el trabajo del tendón de Aquiles, gemelo, sóleo e isquiotibiales (rígidos y/o tirantes), para conseguir una mayor relajación y distensión muscular.

Una vez finalizado este masaje, en el que se consigue relajar las piernas (tonificando y relajando la musculatura), se continua con un masaje del resto del cuerpo, logrando un estado de bienestar físico, en el que además se consigue un efecto drenante para el sistema linfático, unido a un elevado estado de paz y bienestar emocional.

El masaje consta de tres fases:

- Durante la primera fase, que dura 30 minutos, se trabaja de pie con sandalias o zapatos de tacón de no menos de 8 centímetros, que la paciente llevará a la sesión, de tal manera que se masajea la musculatura de las piernas desde el talón hasta el coxis en tensión.

En esta INNOVADORA FASE se trata la musculatura en tensión, por lo que el trabajo es más profundo y las piernas quedan totalmente relajadas al haber liberado mayor tensión muscular, experimentando así una sensación de descanso notable.

-La segunda fase del masaje tiene una duración de 25 minutos y en ella se trabaja en camilla en posición de decúbito prono. Se masajean las piernas y la espalda, ya con la musculatura relajada, con presiones, deslizamientos y streching, combinados con maniobras de brazo y antebrazo.

- En la tercera y última fase, y con el cuerpo relajado del masaje, se trabaja en decúbito supino durante 25 minutos un masaje facial japonés (masaje de cuello, cabeza y cara), que completa un masaje integral perfecto para sentirse totalmente renovada.

Procedente de una de las más antiguas técnicas japonesas (en la antigüedad, reservado exclusivamente para la nobleza, emperatrices y clases adineradas), el masaje facial japonés se ha posicionado como el masaje facial efecto lifting por excelencia.

En él se combinan los principios de la medicina tradicional china y la digitopuntura. Una coreografía a través de un suave baile de diez dedos aplicada de forma armoniosa, placentera y relajante junto con movimientos específicos de masaje, para conseguir un efecto relajado, luminoso y rejuvenecido del rostro.


Duración: 80 minutos.
Precio: 120 €.