Qué es la perimenopausia y cómo combatirla

Responsive image

by J.Lizcano
La perimenopausia, también conocida como “alrededor de la menopausia”, es el tiempo durante el cual el cuerpo produce la natural transición a la menopausia y que marca el final de los años reproductivos.
 

Con cambios en el estado de ánimo, depresión, irritabilidad o interrupción del sueño provocada por los sofocos, durante el periodo de tiempo que dura la denominada erimenopausia, o transición menopáusica, las mujeres que se encuentran en este periodo de transición pueden sufrir algún tipo de irregularidad menstrual, ya que este momento marca el final de los años reproductivos. En este sentido, el nivel de estrógenos, la hormona femenina principal, sube y baja irregularmente durante la perimenopausia, de tal manera que los ciclos menstruales se pueden alargar o acortar, o bien podrás comenzar a notar que en tus ciclos menstruales, tus ovarios no liberan un óvulo. También puede experimentar síntomas parecidos a la menopausia, como sofocos, problemas de sueño y sequedad vaginal. Existen tratamientos ayudar a aliviar estos síntomas.

Respecto a las principales causas de la perimenopausia, cabe destacar que la mayoría de los cambios que la mujer percibe durante este periodo tienen que ver con la disminución de estrógenos y progesterona. Y aunque se trata de etapas naturales de la vida de la mujer, y que varían en función de cada caso particular, existen una serie de factores que pueden propiciar la aparición de estos síntomas antes de lo esperado. Por ejemplo, pues tener antecedentes familiares de menopausia temprana, la histerectomía (o eliminación del útero), si eres fumadora o aquellas mujeres con tratamientos relacionados con el cáncer y que están con sesiones de quimioterapia o radioterapia pélvica.

que-es-la-perimenopausia-y-como-combatirla

Principales síntomas

Como hemos comentado anteriormente, esta nueva etapa natural en la vida de la mujer puede presentar algunos síntomas, muchos de ellos comunes a todas. Vamos a enumerar algunos de los principales:

- Sofocos y problemas para dormir. Muy comunes durante la perimenopausia, la intensidad, frecuencia y duración de los mismos varían de una mujer a otra. Los problemas para dormir con frecuencia se deben a los sofocos o sudoración nocturna.

- Períodos menstruales irregulares. Debido a que la ovulación se vuelve más impredecible, el tiempo entre períodos puede prolongarse o acortarse, o bien, algunos períodos pueden no producirse. Si tienes un cambio persistente de siete días o más en la duración de tu ciclo menstrual, seguramente estés en la perimenopausia temprana.

- Problemas vaginales. Al disminuir los niveles de estrógeno, los tejidos vaginales llegan a perder lubricación y elasticidad, por lo que, en ocasiones, aunque no siempre, las relaciones sexuales pueden ser dolorosas. E, incluso, a lo largo de esta etapa de la perimenopausia, la libido y la excitación sexual pueden cambiar. Asimismo, la pérdida de tono del tejido puede contribuir a la incontinencia urinaria.

que-es-la-perimenopausia-y-como-combatirla

- Estado de ánimo variable. En ocasiones, en esta etapa, puedes presentar cambios del estado de ánimo, irritabilidad o mayor riesgo de depresión, que pueden tener su causa en la interrupción del sueño provocada por los sofocos (y, por consiguiente, en las pocas horas de sueño acumuladas), o bien por factores relacionados con los cambios hormonales.

- Pérdida de densidad ósea. La pérdida de masa ósea se produce cuando los niveles de estrógeno se reducen, de tal manera que se incrementa el riesgo de sufrir osteoporosis, es decir, la fragilidad en los huesos.