7 causas de la depresión posparto

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Una mujer embarazada sufre modificaciones en su vida normal que pueden generar en ella sensaciones inesperadas, y no todas positivas. Esos cambios no desaparecen totalmente cuando nace su bebé y, al volver a casa con él, se multiplican exponencialmente las emociones. Al convertirse en madres, algunas mujeres presentan sentimientos confusos e incluso se sienten incapaces de ser madres. Esta situación puede derivar en una depresión posparto, que se puede prevenir y tratar. Consulta al médico.
 

Los expertos no hablan de una única causa de depresión posparto. Señalan la existencia de una interacción de algunos o todos los factores reconocidos como causas de aparición de la depresión posparto. A este nivel se incluyen:

1-Acontecimientos estresantes vividos durante el embarazo o el parto.

Si has vivido un embarazo difícil, se han presentado complicaciones en el parto, te has sometido a una cesárea urgente o no planificada previamente o tu bebé ha nacido con algún problema inesperado que han generado un excesivo intervencionismo o medicalización del proceso de maternidad, puede presentarse un trastorno emocional asociado a la situación vivida.

2-Antecedentes familiares.

Tener parientes que la han padecido, puede influir en su aparición porque se ha asociado a un componente genético. Saber si tu madre u otras mujeres de la familia han sufrido síntomas similares a los tuyos, te ayudará a mejorar tu perspectiva y vivirlo con mayor tranquilidad.

3-Cambios en tu relación de pareja.

Ahora sois tres y pueden presentarse roces hasta que se produce la adaptación a la nueva situación. No podéis dormir, la vida gira en torno a las necesidades del bebé, se acaban los planes de pareja y vuestras responsabilidades son mayores. La mejor opción es el diálogo para lograr un equilibrio adecuado.

4-Cambios hormonales durante la gestación y tras el parto.

El embarazo produce variaciones hormonales y, durante el posparto, el organismo tiende a equilibrarse hormonalmente y puede producirse, por ejemplo, un descenso brusco de los estrógenos, que puede alterar tu estado de ánimo. También puede verse afectada la tiroides, lo que provoca cansancio y alteraciones del estado de ánimo.

5-Cambios personales.

El cansancio típico que acompaña a los primeros días tras dar a luz y adaptarse a la nueva situación, los cambios corporales que te provocan inseguridad, una autoexigencia muy elevada, los problemas para dar el pecho o unas expectativas muy altas ante la maternidad pueden influir en la aparición de este trastorno.

6-Características del embarazo

La existencia de un trastorno del estado de ánimo (como depresión o trastorno bipolar, por ejemplo) previos a la gestación, vivir un embarazo no deseado, ser madre antes de los 20 años o consumir tóxicos durante la gestación, por ejemplo, pueden generar el desarrollo de una depresión posparto.

7-Existencia de estresores psicosociales tras el parto

Tener problemas económicos o laborales, no poder contar con la ayuda de tu pareja o la ausencia del apoyo social necesario pueden provocar en la nueva madre un sentimiento de soledad que la lleve a desarrollar un trastorno del estado de ánimo.

Estas causas pueden ayudarte a entender lo que te está sucediendo pero es importante consultar al especialista la situación que estás viviendo.