Los problemas de tus pies que tienen solución

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Los especialistas sanitarios hacen hincapié en la importancia del cuidado de los pies porque, además de las patologías propias, pueden incidir en otras zonas (rodilla y espalda, por ejemplo). Pisar correctamente es fundamental para mantener las estructuras musculoesqueléticas en buenas condiciones y evitar ciertos dolores si tratas bien a tus pies durante todo el año y a todas las edades. Consulta a tu podólogo.
 

Los pies se encargan a diario de soportar, al menos, el peso del cuerpo y realizan miles de movimientos en los que se emplean tendones, articulaciones, músculos y demás estructuras que forman parte de su anatomía. Lamentablemente, nos olvidamos de ellos hasta que notamos un problema o pedimos cita para una pedicura.

Puedes prevenir el padecimiento de ciertas patologías si acudes al podólogo de manera regular y sigues sus consejos profesionales. Aunque su labor es muy amplia, la visita a su consulta debería formar parte de una pauta de prevención similar a la de acudir al dentista o al oftalmólogo.

Actualmente existe cierta colaboración entre traumatólogos y podólogos, lo que mejora la salud de los pacientes, pues pueden presentarse patologías de las que estos especialistas se pueden encargar o derivar al médico adecuado. Destacarían:

1-Adaptación de plantillas ortopédicas para corregir, por ejemplo, el pie plano.

2-Callos en los dedos, especialmente, causados por rozamiento continuado. Se pueden prevenir usando calzado cómodo e hidratando la piel asiduamente, pero, una vez formados, deben ser eliminados correctamente.

3-Dedos en garra, que precisan tratamiento con ejercicios específicos y cirugía.

4-Juanete, una protuberancia ósea que se forma por desplazamiento de algunos huesos ubicados en la parte frontal del pie, quedando afectada la articulación de la base del dedo gordo del pie. La piel que recubre el juanete puede estar enrojecida y provocar dolor. De manera general, precisan cirugía, aunque será el especialista el que decida.

5-Neuroma de Morton, es el engrosamiento del tejido alrededor de un nervio de los dedos de los pies que puede causar dolor agudo con ardor en la bola del pie, picazón, ardor o entumecimiento en los dedos afectados. Emplear zapatos con tacones bajos y puntera amplia, adaptar plantillas, aplicar inyecciones de corticosteroides o cirugía, suelen ser las soluciones indicadas por el especialista en función de la situación personal.

6-Uña encarnada, provocada cuando los bordes laterales de la uña se clavan en la carne del dedo del que forman parte. Normalmente se ven afectados los dedos gordos del pie, pero puede suceder en cualquier dedo. Generan dolor e infección, que deben ser tratados específicamente por vía oral y/o tópica en función de las necesidades.

7-Control y seguimiento de las patologías del pie diabético, que se trata en función de las necesidades planteadas por el paciente afectado.

8-Verrugas en las plantas de los pies, son pequeños abultamientos que suelen aparecer en los talones o en los puntos del pie que soportan peso y que puede resultar visibles o crecer hacia el interior. La mayoría de las verrugas plantares no son graves y, suelen desaparecer sin tratamiento con el tiempo. Es posible, también, que precisen tratamiento o cirugía para extirparlas, según la indicación que aporte el médico.