Lip blushing, tendencia que consiste en tatuarse los labios

Responsive image

by Mirian Díaz
Conoce la nueva forma de tatuaje de labios por la que han apostado muchas mujeres para aportar jugosidad y color llamada Lip blushing
 

Cuando nos maquillamos, una de las partes en la que más nos centramos son los labios. Y es que junto a los ojos, son las áreas clave para aportar color y luminosidad al rostro. Ahora bien, actualmente existen nuevas técnicas para que nuestros labios parezcan más jugosos y con mayor volumen. De ese modo, se convierten en el centro de todas las miradas.

No obstante, hoy no vamos a hablar de ningún truco o consejo estético, sino de una tendencia que está dando de qué hablar llamada Lip blushing. ¿En qué consiste y cómo hace que nuestros labios se vean más carnosos y jugosos que nunca sin necesidad de utilizar pintalabios?

¿Cómo funciona Lip blushing?

La idea no es pintar nuestros labios y darles un toque rosa o natural como lo hacemos normalmente, sino tatuar el labio para concederle esa jugosidad de la que carece normalmente y aportarle un tono más rosado de una forma semipermanente. El objetivo es crear un estado natural a través de un tatuaje más tópico y respetuoso que nada tiene que ver con el tradicional.

Esta técnica aplica tonos naturales según el color deseado por la cliente a través de una máquina de tatuaje especialmente indicada para este fin. De esa forma, la técnica aporta más volumen y luminosidad, y mejora el color del labios para que parezca que llevas puesto tu labial favorito, pero con la diferencia de que no tendrás que utilizarlo constantemente.

La pigmentación es la responsable del cambio, aunque esta técnica también permite transformar la forma de los labios e incluso conceder mayor profundidad. No existe una única forma de aplicación y todo dependerá de los gustos y necesidades de cada persona.

Si el labio presenta un problema de asimetría, se puede arreglar fácilmente con esta técnica. de hecho, es posible aportar mayor anchura al labio fino o un color graduado para conceder la ilusión óptica de mayor volumen.

De cualquier forma estamos hablando de un tatuaje semipermanente, cuya pigmentación es necesario retocar al menos cada año. Con el tiempo irá perdiendo fuerza y color, y siempre resulta aconsejable hacer un repaso. Eso sí, no es posible retocar o repetir el tatuaje de forma inmediata, pues es necesario esperar un tiempo prudencial para que el tatuaje se cicatrice y el tono se haga más natural.

Esta técnica hará que te olvides de tus pintalabios, aunque es posible potenciar el efecto gloss de esta técnica con ellos o incluso hidratarlos con algún bálsamo labial con protección solar. Si resides en Madrid, tal vez te interese saber que podrás acceder a este tratamiento en el centro Estética de la Mirada, junto al metro Estrella. En Barcelona, Landi Studio cuenta con una técnica exclusiva llamada Nude Color Process para definir tus labios y que se vean suaves y elegantes.