Ni chicha ni limonada: Las tortitas de cereales no son lo que parecen

Responsive image


A pesar de que este producto se ha asociado al adelgazamiento por su aspecto ligero y por ser capaz de calmar el hambre en momentos puntuales, estas tortitas no son tan saludables como en un principio se pensaba. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que “el pan integral es siempre mejor opción”.
 

Cuando se habla de tortitas de cereales, de maíz, arroz o de chocolate se vincula a una dieta saludable, a un picoteo fit con el que poder saciar el hambre sin remordimientos. Estos snacks circulares apenas pesan nada, son crujientes y caben en cualquier parte. Pero no es oro todo lo que reluce, ya que la OCU se ha encargado de analizar 151 variedades distintas de tortitas y ha descubierto que "no engordan menos que el pan". Sin ir más lejos, las tortitas sencillas poseen 383 kcal por 100g, mientras que con el pan blanco o el integral, este valor se reduce hasta las 240 y 251 kcal, respectivamente. Pero, si elegimos unas con chocolate veremos que el resultado es superior, 471 kcal. Desde la Organización aseguran que "por su composición nutricional y su precio, el pan integral es siempre mejor opción".

La salud es lo primero

La presencia de grasas saturadas y de sal son otro de los puntos a destacar, de más de cien analizadas, "no es difícil encontrar tortitas con más de un 15% de grasas saturadas", advierten. Lo mismo ocurre con la sal. Según las recomendaciones de la OMS no se debe "tomar más de 5 gramos diarios. Sin embargo, el 27% tiene más de 1% de sal y el 17% más de 1,25%", señalan. En el caso de tener que elegir aquella más saludable aconsejan las "de cereales sencillas", puesto que "están elaboradas únicamente de cereales, sal y aceite, son el grupo donde es posible encontrar un Nutriscore A (la valoración más saludable)". Otro de los aspectos contemplados en el informe es el alto coste de este comestible, que varía dependiendo del tipo de tortita elegido, de la marca y de si es o no de procedencia ecológica. Así, "las de sabores son las más caras", mientras que aquellas de tipo Bio "son más caras, un 7% más de media", aseguran.

Si el hambre apremia a media mañana o por la tarde, sugieren decantarse por unas alternativas más saludables como "frutos secos naturales, fruta, pan integral con aceite, jamón o queso", entre otros.

FOTO PRINCIPAL.: Photo by Eva Elijas.