8 beneficios de caminar

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
El ejercicio es fundamental para la salud, pero no todo vale para todos ni en cualquier momento de la vida. Se considera que en el músculo existen tres fuentes de aporte de energía: sistema anaeróbico, aeróbico y láctico. De manera general, la actividad más recomendable es la aeróbica (correr, nadar o andar en bicicleta, por ejemplo) realizada a una intensidad que el cuerpo tolere pero sin forzar en exceso. Caminar forma parte de estas recomendaciones.
 

La OMS describe la necesidad de practicar ejercicio físico (un tipo de actividad física) para disfrutar de un buen estado de salud. Cuando el nivel de actividad física no alcanza el mínimo necesario para mantener un estado saludable, se habla de sedentarismo, una situación que genera alteraciones a varios niveles. Cualquier actividad que nos obligue a mover los músculos de manera coordinada, se considera necesaria y saludable.

Los expertos señalan que caminar puede considerarse un ejercicio válido para todas las edades y que resulta muy agradable y satisfactorio para quien lo practica. Para que puedas disfrutar de todas sus ventajas y evitar sus inconvenientes, se recomienda realizarlo de manera regular, pero no es necesario compensar un día que no hayas podido caminar con un exceso al día siguiente.

Con la práctica deportiva correcta se producen una serie de mejoras a nivel cardiovascular, respiratorio, muscular, metabólico y digestivo, entre otros, que resultan positivas para el buen funcionamiento del organismo. Entre los beneficios para la salud que se le atribuyen al hecho de caminar destacarían:

1-Es posible caminar solo o acompañado, en función de tus deseos y necesidades. Incluso lo puedes alternar. Si lo haces en grupo, será necesario que te adaptes al ritmo de los demás (o ellos al tuyo).

2-Es muy económico, considerándose asequible para todo el mundo. Es posible caminar por cualquier zona y no requiere ningún desembolso económico. No economices en la elección del calzado deportivo adecuado porque es imprescindible para evitar lesiones indeseables.

3-Si caminas durante el día y en ubicaciones exteriores podrás disfrutar de los beneficios asociados a la luz natural.

4-Caminar mejora la oxigenación celular y favorece el control de la respiración.

5-Ayuda a perder peso en el ámbito del seguimiento de una dieta adecuada y equilibrada.

6-Mejora la flexibilidad, la fuerza, la resistencia y la coordinación, pilares fundamentales del buen funcionamiento del organismo.

7-Favorece la adopción y mantenimiento de una postura correcta.

8-Estimula el funcionamiento del sistema circulatorio y favorece el retorno venoso.

Para no padecer las incómodas agujetas, es necesario que realices un ejercicio de intensidad adecuada al inicio e ir incrementándola a medida que logras una buena forma física. Evita las lesiones realizando ejercicios de estiramiento antes y después de la práctica y utilizando zapatillas deportivas adecuadas.

Busca tu momento para caminar. Si te organizas bien, lo encontrarás. Los beneficios asociados se presentan de manera inmediata y, cuanto más lo practiques, antes percibirás todas sus ventajas y te animarás a seguir haciéndolo. Es posible conocer los pasos que das, el tiempo que caminas o las calorías que quemas con el movimiento, por ejemplo, si utilizas alguno de los múltiples aparatos específicos con estas funciones.