¿Qué es la alimentación consciente?

Responsive image

by Estefanía Grijota
La alimentación consciente es el acto de estar presente mientras se come o se bebe. Una forma de meditación o midfulness que puedes practicar a sabiendas de sus beneficios a muchos niveles.
 

Probablemente comas mientras trabajas, ves la televisión, hablas por teléfono o realiza cualquier tarea a lo largo del día. Es posible que no te des cuenta ni de cuantas magdalenas llevas o de si te pusiste otro culito de café, ya que para ti se trata de algo natural, de tu segunda naturaleza. Si tienes seguridad alimentaria, estás comiendo varias veces durante el día, quizás, puedes sentrite uede sentirse demasiado ocupada o demasiado estresada para tomar un descanso para comer.

¿Con qué frecuencia come sin distracciones o interrupciones? ¿Con qué frecuencia saboreas la comida y la bebida que estás consumiendo? Lo más probable es que estés comiendo en piloto automático y sin prestar atención a la forma en que la comida sabe, la sientes e impacta en tu cuerpo y cerebro. La alimentación consciente te permite detenerte, reducir la velocidad y realmente prestar atención.

La conexión entre la comida y el cerebro

Hay innumerables estudios que sugieren el impacto de los alimentos en la salud mental. Uma Naidoo, MD, psiquiatra nutricional capacitada en Harvard, chef profesional, especialista en nutrición y autora de This is Your Brain on Food, se refiere a la conexión entre la dieta y la salud mental y neurológica como el "romance intestino-cerebro".

Las mismas células embrionarias que fundaron nuestro cerebro y sistema nervioso también fundaron el sistema gastrointestinal, explica el Dr. Naidoo, y estos sistemas permanecen inextricablemente unidos a través del nervio vago que controla nuestro sistema de "descanso y digestión".

"El papel del microbioma intestinal no puede subestimarse", dice el Dr. Naidoo. La flora intestinal puede producir los mismos neurotransmisores que gobiernan el estado de ánimo y la cognición que el cerebro, y cuando el cerebro recibe el combustible adecuado y está equipado con las herramientas (y los nutrientes) adecuados, puede llevar a cabo sus funciones ejecutivas y esenciales y operar de la manera más eficiente. forma óptima.

Puedes notar que su inflamación aumenta después de una comida muy procesada, o que su cuerpo se siente con más energía cuando come más vegetales. La correlación entre la alimentación y la salud mental es mucho más profunda de lo que muchos creen. Los estudios han encontrado que la dieta, junto con el ejercicio, en realidad puede contrarrestar los trastornos neurológicos y cognitivos, como la epilepsia y la demencia. También está estrechamente relacionado con la ansiedad, la depresión y el sueño.

Identifica tu relación con la comida

Ciertas dietas pueden ser más beneficiosas para su salud mental que otras, pero la alimentación consciente lo alienta a mirar más allá de los alimentos que come y concentrarse en cómo come. ¿Comes en la encimera de tu cocina, mientras preparas la merienda de tus hijos para después del colegio? ¿Calientas las sobras y las devoras mientras ves la tele?

Según el Dr. Naidoo, el concepto de atención plena, o conciencia del momento presente sin juzgar, se vincula a la perfección con uno de los seis pilares de la psiquiatría nutricional, que se centra en los alimentos como medicina para la salud mental: la inteligencia corporal.

Foto principal: Pexels