4 consejos para conciliar el sueño con facilidad

Responsive image

by Estefanía Grijota
Una buena salud física y mental depende de los hábitos que tengamos día a día, desde la alimentación y el ejercicio hasta descansar y dormir bien. Este último es el aspecto más importante para poder realizar correctamente el resto de tus actividades ya que los efectos de un buen sueño son positivos para todo tu organismo.
 

A día de hoy, y después de que todos hemos cambiado nuestro horario diario, las alteraciones del sueño han perjudicado nuestra salud, por ejemplo, disminución del nivel de atención, problemas gástricos, ansiedad o irritabilidad.

Un buen descanso tiene grandes beneficios en nuestro día a día ya que además de darnos la energía, también regenera y produce unas células y hormonas que ayudan a mejorar la creatividad y fortalecer el sistema inmunológico (así como esta meditación). Estas son solo algunas ventajas, pero física y mentalmente, dormir es la mejor actividad que puedes hacer, por supuesto, los expertos recomiendan que el tiempo ideal para un adulto es entre 7 y 8 horas, ¡suficiente para notar los efectos positivos!

Muchos métodos ayudan a controlar los efectos negativos ya conciliar un sueño reparador. Estos son consejos muy simples y efectivos que te ayudarán a dormir y descansar mejor.

1. Rutina relajante

Dos o tres horas antes de ir a dormir, implementa actividades relajantes que ayuden a que tus músculos se sientan livianos, tu mente se libere de las preocupaciones del día y te prepare para una noche de sueño profundo. La aromaterapia calma naturalmente a través de los aromas y muchos de ellos ayudan a aliviar los problemas de sueño, como la lavanda.

Leer un libro también relaja y enfoca tus pensamientos, por lo que es una gran opción. Incluso algunas técnicas de meditación con ejercicios de respiración generan un estado de ánimo ideal para ir a dormir.

¿Cómo dormirnos rápidamente?

2. Ambiente tranquilo

El ambiente de tu habitación es de vital importancia, desde la luz que atraviesa las cortinas, el calor o frío de tu ropa de cama, la calidad del colchón, e incluso la almohada que utilices son factores clave para conciliar el sueño. Así que cuidar cada detalle te ayudará a dormir sin interrupciones. Antes de dormir, se recomienda tener luces tenues, ya que relajan la vista, y también tratar de mantener una temperatura fresca.

3. Horario y siestas

Establece un horario para dormir y despertar controla tu rutina nocturna. Pasar varias horas al teléfono hace que nuestro cerebro asocie esa luz con la luz del día, por lo que debes crear un horario, así tu cuerpo irá ajustando poco a poco su reloj natural para ir a la cama. Por otro lado, las siestas de no más de 30 minutos y antes de las 15:00 horas ayudan a reparar el cansancio.

4. Ejercicio

Cualquier tipo de actividad física durante el día ayuda a liberar el estrés o la ansiedad; 30 minutos es tiempo suficiente para dormir maravillosamente al final del día. Es importante evitar hacer ejercicio después de las 6:00 pm ya que una rutina activa te dará mucha energía.