¿Cómo preparar en casa pan de masa madre?

Responsive image

by Estefanía Grijota
El pan de masa madre es uno de los alimentos considerados de mejor calidad que el pan normal ¿Por qué, y cómo puedes preparar en casa tú misma pan de masa madre? ¡Te lo contamos!
 

Si alguna vez has escuchado o incluso comido pan de masa madre, pero no sabes exactamente por qué es mejor que el pan normal, aquí hay una explicación. La masa madre es el fermento obtenido de la combinación de harina y agua.

La fermentación implica utilizar microorganismos para transformar la materia orgánica, catalizadas por enzimas. Un alimento se considera fermentado cuando uno o más de sus componentes químicos son atacados por microorganismos, considerados útiles, por lo que su composición química resulta modificada.

Algunas ventajas de la fermentación

Las principales ventajas de la fermentación como sistema de elaboración de alimentos son:

La utilización de pHs y temperaturas para mejorar el valor nutritivo y las características organolépticas de los alimentos.

La obtención de alimentos con aromas y texturas que no se pueden obtener por otros procedimientos

Bajo consumo energético

Gastos de instalación y de funcionamiento relativamente bajos

Tecnología relativamente sencilla

Modo de preparación pan de masa madre

Uno de los procesos más arcaicos en la fermentación es hacer pan. Es un proceso bastante lento ya que las bacterias se alimentan poco a poco, día a día; esto provoca que la harina aumente su tamaño porque las bacterias actúan como levadura natural, y añadir la artificial es completamente innecesario. También mejoran el valor nutricional de la masa al descomponer los carbohidratos y reducir el gluten.

Además, se produce una enzima llamada fitasa, que contribuye al buen funcionamiento del intestino y aporta minerales como zinc, hierro y magnesio.

Instrucciones días 1 2 y 3:

Día 1

1 1 litro de agua

1 onza de harina integral

Mezclar la harina de trigo integral y el agua en un frasco hasta obtener una pasta homogénea. La textura.

y la consistencia debe ser de puré o papilla; luego cierre la botella y déjela a temperatura ambiente (75 – 80 ° F) durante 24 horas

Día 2

Alimentar y refrescar la masa madre, esto significa dar nuevos alimentos a la población microbiana y diluir los desechos acumulados. Para ello, añade una cucharada colmada de harina integral y otra de agua a la mezcla, mezcla bien hasta que se incorporen los ingredientes y vuelve a cerrar. Dejar a temperatura ambiente durante 24 horas.

Día 3

Hoy es probable que aparezcan algunas burbujas, eso es bueno. Una vez más, añadimos una cucharada de harina integral y otra de agua, mezclamos todo bien y dejamos cerrado a temperatura ambiente.

Después de esos tres días, si ves que la mezcla creció al menos un 50% en el frasco y se llena de burbujas, eso indicará que está lista para comenzar a hacer pan.

Ingredientes:

0.7 onzas de sal

5.6 oz de masa madre activa

25 onzas líquidas de agua

2.2 lb. de harina de trigo integral

Foto principal: Pexels