´No solo duelen los golpes´, teatro de impacto contra la violencia machista

Responsive image

by María Robert 
La obra feminista que han visto miles de personas vuelve Teatro del Barrio para propiciar un duro golpe de realidad al público a través de la vivencia personal de la actriz, comunicadora y activista feminista Pamela Palenciano
 

`No solo duelen los golpes´ nació como una necesidad de gritar y de señalar. Esta obra que vuelve a las tablas del Teatro del Barrio para propiciar un duro golpe de realidad al público, narra la vivencia personal de la actriz, comunicadora y activista feminista Pamela Palenciano en su primera relación de noviazgo. Una relación que se tornó violenta con el paso de los seis años que duró.

Este monólogo autobiográfico nos va conectando con la historia universal de las violencias machistas y la construcción de estereotipos que generan la desigualdad que permite ejercer la violencia sobre otra persona, en todos sus niveles.

Desde hace más de 15 años la autora y el monólogo han ido fusionándose, creciendo y evolucionando hasta alcanzar a estas alturas una multitud de personas siguiéndolos dentro y fuera de España. Un reconocimiento y aceptación que empezó en las aulas de institutos y universidades. En casas okupas y asociaciones de los barrios. Luego, en las comunidades más abandonadas de varios países de Centro América. Hasta llegar a convertirse en un referente del movimiento feminista (y de muchísimas mujeres), así como del movimiento social y artístico en el ámbito nacional (sobre todo) pero también internacional.

Una obra incómoda

Por su discurso antisistema, lleno de humor ácido e ironías, así como altamente testimonial y en primera persona, ha recibido un par de denuncias de los nichos de poder establecido. Pero también ha recibido reconocimientos como el premio GODOFF 2016; en la XIV Edición del Premio del Colectivo 8 de Marzo, le otorgaron el premio de esa edición; Premio Nacional de la XX Edición de los premios 8 de Marzo de Getafe (2017); el premio Mujeres 2017, del Ayto. de Fuenlabrada, entre otros.

"Es una apuesta para ir de lo personal a lo político. Empezó como un proceso personal de terapia cuando la psicóloga me dijo que no sólo duelen los golpes. Yo no me identificaba como mujer que había sido maltratada. Al final, a través de una exposición de fotografía, logré sacar todo lo que tenía dentro. Luego la exposición se convirtió en un taller y, ahora, es un monólogo sobre la violencia machista. Cuando era taller estaba centrado en la prevención de la violencia de género pero el proyecto ha ido cambiando según he crecido yo y el discurso no es el mismo", apunta Palenciano.

Partiendo de sí misma, de su propia experiencia, y a través del humor ácido, de la ironía, del drama e interactuando con el público, Pamela consigue tocar la vida personal y generar consciencia y preguntas.