Torre del Marqués, un destino secreto por descubrir

Responsive image

by Rosa Girona Roig
La Torre del Marqués es una joya escondida en el Bajo Aragón, y que lleva el sello de calidad de Small Luxury Hotels. Recorremos este 5 entrellas que ahora amplía su oferta con la llegada del otoño.
 

Recogida de la uva y degustación de vinos, rutas en bici de diferente dificultad (desde 15 a 60 kms), un exclusivo spa y espacios naturales para picnic gastronómicos con acceso en todoterreno son algunos de los planes que Torre del Marqués tiene reservado al viajero. Esta antigua masía del siglo XVIII, que perteneció al Marqués de Santa Coloma, se convirtió tras su rehabilitación en un edificio biosostenible, enmarcado en una finca de 200 hectáreas que invita a la desconexión entre pinares, viñedos, olivares y almendrales y refuerza su idilio con lo local con un restaurante donde solo se cocinan productos de proximidad (La Atalaya del Tastavins).

Disfrutar del silencio: el verdadero lujo de la vida moderna

Para llegar hasta este destino secreto tenemos que situarnos en el monte de Monroyo, un municipio de apenas 385 habitantes. 18 pueblos medievales y poco más de 8.000 habitantes. Muchos han querido ver en la comarca del Matarraña una versión en miniatura de la aclamada Toscana italiana.

Más allá de comparaciones, esta comarca del Bajo Aragón enamora a quien se adentra en sus pueblos de arquitectura renacentista y medieval (su capital administrativa es Valderrobres), en su naturaleza exuberante y en sus restaurantes que rinden tributo a la selecta materia prima local. Eso mismo le ocurrió a Óscar García y Marta Goiri, un matrimonio de ingenieros que en 2016 viajó por primera vez a la zona. Aquel viaje marcó el principal punto de inflexión de sus vidas, ahora dedicadas por completo al sector hotelero y de viajes, con Torre del Marqués como piedra angular de un proyecto donde acaba de sumarse también el Hotel Palacio Matutano Daudén, en la casi vecina comarca del Maestrazgo. Sin duda, la provincia de Teruel disfruta de esa bella paradoja de ser un gran desconocido que empieza a estar de moda.

Esta pareja de emprendedores tuvo claro desde el primer momento que la rehabilitación de la masía del siglo XVIII que acababan de adquirir debía revertir cultural, emocional y ambientalmente en la zona y en sus artesanos. Oculto en la zona sur del Matarraña, el nuevo espacio fue construido íntegramente con las manos de los habitantes de la comarca y con materiales provenientes de la naturaleza que lo rodea.

torre-del-marques-un-destino-secreto-por-descubrir

La finca de más de 200 hectáreas colinda con una de las joyas naturales mejor conservadas de la Península Ibérica: el Parque Natural de los Puertos de Beceite.

El paisaje de campiña que se encuentra el visitante está rodeado de plantas aromáticas, pinares, almendrales, viñedos y olivares.

El nombre del río que riega la finca, Tastavins, pone de manifiesto la actividad que se desarrollaba desde la Edad Media, cuando comerciantes levantinos probaban, y adquirian el vino que se hacía en la zona, para luego distribuirlo a través de sus puertos mediterráneos.

Habitaciones con vistas (Dog Friendly) y todo lujo de detalles

Las 18 habitaciones del hotel están perfectamente orientadas para apreciar cada una de las hermosas panorámicas que dibuja el entorno. Estándar, Superior, Junior Suite y Suite son las 4 categorías de habitaciones que encontramos en Torre del Marqués, además de una Villa ubicada a las afueras de la finca y un espacio especialmente diseñado para las mascotas de los huéspedes (Dog Room).

torre-del-marques-el-destino-secreto-por-descubrir

Las 18 habitaciones se distribuyen en tres de las plantas de la masía, y ofrecen una hermosa panorámica del entorno, que además se mimetiza con la decoración creando un elegante espacio donde el silencio y la tranquilidad mandan.

Habitación Doble Estándar: Elegantes y acogedoras habitaciones con un toque moderno a la vez que funcional.

• Habitación Doble Superior: Habitaciones de 25 m2, cuidadosamente decoradas, y totalmente equipadas con baño privado y vistas a los jardines de la finca.

Junior Suite: Estas habitaciones son sinónimo de elegancia y diseño, cuidadas al máximo detalle. La tranquilidad y el silencio que ofrecen las vistas del paisaje hacen de esta habitación una gran opción para relajarse y descansar.

Suite: Con más de 55 m2, distribuidos en dos habitaciones comunicadas donde pueden alojarse hasta 4 personas. Cuidadas hasta el más mínimo detalle, permitirán al viajero disfrutar de una cómoda y sofisticada estancia

Dog Room: Torre del Marqués no es solo "dog friendly" sino que además, quien viaja con su mascota dispone de un espacio exclusivo completamente equipado con cama, cuencos para la bebida y la comida y dispensador de agua automático. Cada espacio cuenta con monitores de vigilancia para poder observar al perro las 24h del día.

Villa: Para los huéspedes que viajan en familia y que buscan intimidad, esta es la opción perfecta y llena de privacidad. Entre las comodidades de esta Villa se encuentran una piscina privada y una impresionante terraza con vistas a la sierra de Matarraña. Situada a 5 minutos en coche desde el edificio principal del hotel, en una finca de 65 hectáreas, está totalmente equipada para una estancia agradable en plena naturaleza, junto al río Tastavins. Un magnífico templete mirador en lo alto de la finca culmina una ruta entre pinares, para divisar una de esas postales del Matarraña que invitan a la meditación.

Gastronomia: restaurante La Atalaya del Tastavins

Hoy en día, no hay hotel que se precie que no cuente con un restaurante a la altura de las expectativas del resto de servicios. La comarca del Matarraña es un paraíso para cualquier foodie, quienes aman la gastronomía encontrarán en esta tierra productos y alimentos de gran calidad. Los visitantes tendrán la oportunidad de disfrutar de degustar el Aceite de Oliva Virgen Extra de variedad Empeltre, una exquisita miel, el ternasco de Aragón, Jamón D.O.P Teruel, la trufa negra del Matarraña, los melocotones de Calanda y pescados frescos del Delta del Ebro, acompañados de una gran variedad de vinos producidos en pequeñas bodegas familiares.

torre-del-marques-el-destino-secreto-por-descubrir

Más que un restaurante, el apartado culinario de este cinco estrellas es una auténtica experiencia gastronómica y sensorial. Cada plato de la carta incorpora la descripción de la Denominación de Origen de su ingrediente principal, para recordarnos que lo de Kilómetro Cero es una realidad en La Atalaya del Tastavins. No en vano el hotel posee huerto propio, de donde se obtienen muchos de esos productos que luego se llevan a la mesa. El resto es tarea de los productores locales que seleccionan para Torre del Marqués lo mejor de sus huertos y granjas.

El aceite de oliva, la trufa negra y la miel son solo algunas de las irresistibles exquisiteces que encontraremos sobre la mesa donde nuestros sentidos se verán embarcados en un viaje de aromas, olores, sabores, contrastes y texturas.

Más información y reservas: www.hoteltorredelmarques.com Tel. 978 87 06 00