¿Por qué a veces tenemos sentimientos románticos por alguien a quién apenas conocemos?

Responsive image

by Estefanía Grijota
Le puede pasar a cualquiera. Un colega, un conocido, o la cara familiar de al lado. Alguien está en la periferia de tu círculo social, pero de repente te encuentras pensando en ellos mucho más de lo que te gustaría, la frecuencia es tan alta, que piensas que te has podido enamorar.
 

Aunque es posible que los hayas conocido durante años, inesperadamente los ves de manera diferente, con una luz más favorable y atractiva. En consecuencia, comienzas a buscar más contacto con ellos, tal vez incluso diseñas un plan para encontrarte con ellos, legal, ética y apropiadamente, por supuesto.

Lo más extraño, la forma en que imaginas llegar a conocerlos mejor, es qué tan positiva y optimista imaginas tu calidad relacional prospectiva. Fantaseas con disfrutar de tiempo de calidad juntos, en un entorno de apoyo de amor y respeto, como si ya supieras que los dos serán una pareja hecha en el cielo. ¿Por qué piensas eso?

El inicio de las fantasías

Es una ilusión. Al fantasear sobre cómo sería una relación con esta persona, has proyectado sobre ella todas las cualidades positivas que esperas que tenga, a menudo sin ninguna base más allá del enamoramiento por tus creencias.

No hace falta decir que es probable que te estés preparando para la decepción. Volviendo a la realidad, aquí hay algunas cosas a considerar.

La realidad es reveladora

Irónicamente, una forma de disipar la fantasía es a través de la realidad, interactuando realmente con el objeto de tu enamoramiento. Ciertamente, nunca invadiendo fronteras o espacio personal, sino a través del contacto social apropiado cuando sus caminos se cruzan naturalmente. A veces no se necesita mucha conversación para darse cuenta de que la persona en tu fantasía no existe en tiempo real. Aunque esto puede ser decepcionante, y algunas personas son más felices renunciando a la conversación y manteniendo viva la fantasía, el romance imaginario no es un uso saludable de tiempo y energía preciosos.

Otra razón para evitar perseguir un enamoramiento, tan saludable como el objeto de tu afecto repentino podría parecer ser, es el impacto adverso que podría tener en una relación actual

¿Puede el enamoramiento aplastar tu relación actual?

Charlene F. Belu y Lucia F. O´Sullivan en una pieza acertadamente llamada "Ojos alegres: predictores de enamoramientos en las relaciones románticas" (2019) examinaron exactamente eso, cómo centrarse en las alternativas relacionales puede dañar las relaciones actuales.[i] Si bien observan que esa atracción es común, reconocen que la búsqueda de posibles parejas relacionales alternativas puede poner en peligro la estabilidad de las relaciones actuales.

¿Cuándo pasa esto? Encontraron que la cantidad de atención prestada a las parejas alternativas predijeron experimentar un enamoramiento mientras ya estaban involucrados en una relación romántica.

Aunque Belu y O´Sullivan encontraron que los enamoramientos no necesariamente tenían muchas implicaciones negativas para las personas en las relaciones establecidas, muchas personas encuentran que el enamoramiento de una pareja por otra persona es desconcertante al menos, y potencialmente devastador en el peor de los casos, si conduce a una búsqueda real extrarelacional.

De repente fascinada por un extraño

Algunas personas se descubren de repente encantados por alguien que no conocen en absoluto. Al menos con alguien que conoces, hay un elemento de relación, familiaridad o terreno común. Con un extraño a quien nunca has conocido, todas las apuestas son de riesgo.

Sin embargo, sucede; especialmente cuando somos jóvenes. Sara E. Erickson y Sonya Dal Cin (2018), examinando los apegos románticos experimentados durante la adolescencia, definen las relaciones parasociales como la idolatría de celebridades o personalidades de los medios, que crean respuestas cognitivas, afectivas e incluso conductuales a un extraño como si fuera un conocido personal. Aunque reconocen que para los adolescentes, tales vínculos pueden proporcionar una manera de vincularse con sus compañeros y considerar lo que implican las relaciones románticas antes de embarcarse en una relación de noviazgo, preguntan si esta lógica se aplicaría fuera de este grupo de edad. Para los adultos, una fascinación repentina por un extraño, famoso o no, podría afectar negativamente la estabilidad relacional actual o incluso la productividad laboral, ya que la fijación interrumpe el enfoque.

El encanto de la autenticidad

Las relaciones saludables se desarrollan a través de un proceso constante y consistente de compartir experiencias y generar confianza. En lugar de cortejar la decepción potencial proyectando cualidades ideales sobre conocidos y extraños atractivos, es más satisfactorio pasar tiempo conociendo a personas que ya muestran rasgos positivos que mejoran la calidad relacional.

Foto principal: Pexels