Tés de hierbas para la salud intestinal (Parte II)

Responsive image

by Estefanía Grijota
En un momento histórico en el que nuestro ecosistema colectivo de salud intestinal parece profundamente alterado, tal vez el diente de león, el hinojo o el jengibre contengan alguna medicina que valga la pena para nosotros.
 

La raíz hace un delicioso té, las hojas agregan profundidad a una ensalada o se cocinan maravillosamente con coles, y la flor, una vez que termina de sonreír alegremente al sol, concede un deseo a quien lo pide. ¡Qué grandes amigos de verdad!

Puedes disfrutar de una taza caliente de té de raíz de diente de león en agua recién hervida y dejarla reposar de 5 a 10 minutos, o usando una bolsita de té de tu marca favorita. Pero si eres un gran bebedor de café, también puedes disfrutar de un sustituto del café a base de diente de león.¡ La combinación te iba a sorprender!

Té de hinojo para la salud intestinal

Otro excelente amigo para la digestión es el hinojo. La semilla de hinojo está llena de su propio sabor robusto, similar a la raíz de regaliz pero más picante, similar a la semilla de anís pero dulce. El hinojo es un buen complemento para las hierbas amargas porque equilibra el amargor frío con la acción carminativa. Puede disfrutar de una taza de té de hinojo después de una comida.

El hinojo es ligeramente cálido, lo que puede ayudar a avivar los fuegos de la digestión: el pensamiento médico tradicional chino compara el intestino con una olla de sopa, que necesita una cierta cantidad de fuego debajo para que todo fluya como nos gusta. Las cosas frías y amargas pueden ayudarnos a movernos en la dirección que queremos, pero para preservar el flujo y evitar la hinchazón y el estancamiento, es necesario que haya un poco de calor en el sistema. Los pimientos ofrecen mucho calor, pero a menudo apuntan demasiado alto para este propósito. El hinojo golpea el estómago a la perfección.

Es una superestrella de estimular suavemente el intestino y está muy subestimada debido a su naturaleza sencilla. (A algunas personas les gusta el laxante sen, que mueve las cosas con mucha más fuerza y, a veces, causa calambres. Aunque el sen tiene un papel en casos más extremos y emergencias, la suavidad del té de hinojo es una buena opción para muchos, y el té se puede disfrutar por mantenimiento y simple disfrute delicioso.)

Para deleitarse con la bondad que ofrece el té de hinojo, sumerge un par de cucharaditas de semillas de hinojo en una taza de agua caliente de 5 a 10 minutos (o al gusto), o use un té de hinojo preenvasado .

Los tés suaves pueden ser de enorme valor cuando se trabaja con remedios intestinales a largo plazo. El flujo suave y la familiaridad con el amargor pueden ayudarnos a mantener un funcionamiento intestinal saludable, así como a generar una apreciación más profunda de todos los demás sabores que están disponibles para nosotros. En realidad, estos son tan solo muy pocos ejemplos de tés que pueden ayudarte a mejorar el tracto intestinal.

Foto principal: Pexels