10 consejos para ahorrar energía si trabajas desde casa

Responsive image

by Sonia Baños
¿Trabajas desde casa? Sigue estos 10 consejos de eficiencia energética para ahorrar dinero y reducir la huella de carbono de tu hogar.
 

Tras la pandemia, el teletrabajo se ha convertido en algo habitual en muchos trabajos. De hecho, en muchas empresas es algo que ser instaurado para siempre, ya que se han comprobado los innumerables beneficios que la aporta a la propia empresa y al trabajador. En algunas empresas se teletrabaja al 100% y, en otras, se buscan fórmulas donde se teletrabaja y se trabaja de forma presencial en oficina al 50%.

Según algunos estudios, el teletrabajo puede reducir la huella de carbono de una persona en un 20% si no se necesita conducir al trabajo, y de un 50% si se necesita conducir para llegar al lugar de trabajo. Si te ha tocado trabajar desde casa de forma mayoritaria, compartimos contigo algunos consejos que te ayudarán a ahorrar energía en el hogar.

1. Cierra las ventanas. Si hace calor en tu casa, cierra las ventanas y si hace frío, también ciérralas. En invierno, puedes abrir las ventanas durante unos minutos para permitir que entre aire fresco, y luego cerrarlas y apagar el calentador.

2. Cámbiate a las LED. Usa lámparas LED en todas las habitaciones de tu hogar, incluso en el baño. No solo son mucho más eficientes que las bombillas tradicionales, sino que duran más y son más seguras.

3. Usa dispositivos de alta eficiencia energética. Al comprar nuevos electrodomésticos y otros dispositivos para su hogar, elija aquellos con la etiqueta de calificación A.

4. Programa el funcionamiento de la calefacción. Utiliza un programador para calentar la casa ahora en invierno cuando estás fuera durante unos minutos para que esté a la temperatura deseada cuando llegues y apagarlo de forma automática a la hora de dormir o cuando no estáis en casa.

5. Utiliza una regleta de enchufes para todos los dispositivos que tenga opción de encendido y apagado general. Enchufando varias cosas en un enchufe central, ahorras energía y evitar dejar los aparatos en modo stand by.

6. No consuma luz de forma absurda. Cuando te vayas de una habitación, asegúrate de apagar la luz y no la enciendas si no es absolutamente necesario. Muchas veces, encendemos la luz por inercia y por costumbre.

7. Usa el ordenador de forma inteligente. ¿Sabías que con un ordenador portátil consumes mucha menos energía que con un ordenador de sobremesa? Ajusta el brillo de la pantalla, cuando más oscuro, menos energía consumes.

8. Utiliza luz natural siempre que sea posible. Intenta colocar tu espacio de trabajo donde más luz natural obtengas para evitar gastar luz de forma innecesaria. Además, también beneficiarás a tu vista, ya que tendrá que esforzarse menos.

9. Planifica tu jornada siguiendo siempre la misma rutina. Evita de esta manera aprovechar de forma eficiente el tiempo evitando hacer horas de más.

10. Una vez que hayas terminado de trabajar, asegúrate de dejar apagados todos los dispositivos: ordenador, impresora, tablet… Si los dejas en reposo, desperdiciarás energía durante muchas horas.