Cómo usar la alquimia para transformar la ansiedad (Parte II)

Responsive image

by Estefanía Grijota
Puede que al principio pueda resultar una practica algo difusa y compleja, pero se trata de seguir exactamente siempre los mismos pasos, una y otra vez, para ser más consciente y liberarte de tu ansiedad
 

Aléjate un poco de tus deberes y responsabilidades para que puedas concentrarte en abordar tu ansiedad. Esto no significa que tengas que hacer un retiro largo; simplemente que trates de alejarte de la "vida normal" por períodos de tiempo cada día para que puedas atender solo a este trabajo.

Una voluntad de sacar a la luz lo que es inconsciente: tus hábitos, creencias, actitudes y otros residentes a largo plazo de la mente. Una disposición a ver claramente cómo tu ansiedad ha limitado tu vida y tus movimientos, creatividad y expresión, y el deseo de estar libre de tales limitaciones. Una voluntad de sentarte en el caos y no tener todas las respuestas sobre el futuro.

La confrontación

La segunda etapa es la etapa de Confrontación. El fuego se ha extinguido, y ahora debemos tamizar las cenizas en busca de lo que aún es valioso y lo que debe desecharse para siempre. Algunas de las creencias e ideas que tenías anteriormente aún te resultarán valiosas y útiles. Y otras se revelarán como si ya no valiera la pena llevártelas a tu nuevo futuro.

Lo primero será la firme voluntad de alejarse de situaciones, estilos de vida o personas que han tenido un efecto desequilibrante y tóxico en tu mente y cuerpo.

Regular y hacer un suave discernimiento y reequilibrio de tu trabajo y estilo de vida.¿Estas a gusto en el trabajo? ¿Te sientes valorada, bien remunerada y te ofrece crecimiento personal? Es importante también contar con apoyo externo, como un terapeuta o un psicólogo, ya que es probable que vuelvas a tu infancia, donde se acumularon muchas de estas creencias.

Una voluntad de dar la bienvenida a casa a partes de ti misma que han sido cortadas o negadas debido a la ansiedad.

El Renacimiento

Una vez que se completa el arduo trabajo de las dos etapas anteriores, ¡estás listo para renacer, como un ave fénix de las cenizas! Este es el momento de rodearte de personas que realmente te apoyen y te vean como eres. Sin las cargas de tu yo pasado, puedes sentirse algo patosa, como un gorrión que apenas ha aprendido a volar, pero con el tiempo, te encontrarás sintiéndote ligera, enérgica y lista para vivir tu vida al máximo.

No es probable que eliminemos la ansiedad de nuestras vidas para siempre. Tampoco necesariamente querríamos hacerlo, ya que la ansiedad es un mensajero que nos hace saber que hay un desequilibrio que necesita atención. Es importante reconocer que, si bien la ansiedad siempre puede ser parte de tu vida, puede convertirla en oro a través de la alquimia emocional.

A medida que continúes practicando los principios de la alquimia, verás que nada permanece en una etapa para siempre y que cualquier cosa, incluso la ansiedad más intensa, puede disolverse, investigarse y transformarse.

Foto principal: Pixabay