"Cata 4 sabores", un pack gourmet con el mejor jamón de bellota

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Con esta propuesta, Enrique Tomás propone un viaje degustación por cuatro procedencias con sabores distintos, del jamón premium, de menor a mayor invasión gustativa en el paladar.
 

Enrique Tomás lanza "Cata 4 sabores", un producto que aúna varias intensidades de jamón de bellota 100% ibérico para invitar a los foodies a experimentar con la gama más premium. Así, el pack propone un paseo por los diferentes sabores y grados del jamón de bellota según su procedencia, de menor a mayor invasión gustativa en el paladar.

Para guiar al consumidor en su viaje degustación por la cumbre del jamón, Enrique Tomás demarca con un adjetivo la singularidad de cada zona productora: el jamón de Guijuelo es el "Suave", el extremeño es el "Aromático", el cordobés es el "Sabroso" y el jamón de Jabugo es el "Intenso". Los calificativos se han elegido para definir, de forma simple, lo más destacado de la peculiaridad de cada procedencia. De esta forma, se establece también el orden en el que ha de hacerse la cata, información que figura en el envase.

Es importante conocer como sacar el máximo provecho a esta experiencia. Enrique Tomás, CEO de la compañía nos da algunas claves. "Hay que oler el aroma del jamón antes de meterlo en la boca y luego apretarlo con la lengua para que la loncha quede pegada al paladar; de esta manera, se extraen todos sus matices y la grasa de bellota empieza a fundirse". Aconseja el experto jamonero comer un pico de pan entre jamón y jamón, y maridarlo con fino de Jerez, vino blanco, champagne o cava, para disfrutar al máximo de la cata.

Un producto ideal para esta Navidad

La "Cata 4 Sabores" de Enrique Tomás busca encandilar a los amantes de la gastronomía y del jamón o servir a quienes quieren sorprender con un regalo original, lo que lo convierte en un must para las próximas Navidades. A su vez, es una excelente alternativa que llevar a las comidas y cenas que se disfrutarán con la familia o amigos.

El sobre consta de 40 gramos de cada jamón, cortados exclusivamente de la maza, la parte más valorada y codiciada al ser la más jugosa, la más infiltrada. Se trata de un producto exclusivo de Enrique Tomás que aprovecha las demás partes del jamón para otros formatos, como bocadillos, virutas, taquitos, conos o flautines, y ahora usa la maza para esta nueva propuesta.