Cómo cuidar tu piel en invierno

Responsive image

by Sonia Baños
¿Notas tu piel más reseca y con falta de elasticidad en invierno? Las condiciones climáticas en esta época del año castigan nuestra dermis y debemos poner remedio. Descubre en esvivir.com los secretos para mimar tu piel en invierno.
 

En invierno, la piel necesita un cuidado especial debido a las condiciones climáticas adversas. El frío, el viento y el agua caliente pueden resecar la piel, dejarla sin brillo e incluso provocar irritaciones. Sigue estos consejos para mantener tu piel sana y bella en invierno.

  1. Hidrátate por dentro y por fuera. La piel seca es uno de los principales problemas de la piel en invierno. Bebe mucha agua para mantenerte hidratada por dentro, y usa una crema hidratante rica por fuera. Aplícate la crema hidratante después de ducharte, mientras la piel está aún húmeda.

  2. Exfolia la piel. La exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la piel y a mejorar su apariencia. Puedes comprar un exfoliante en la farmacia o hacer uno en casa con ingredientes naturales. Exfolia la piel una o dos veces a la semana.

  3. Usa un humidificador. Para mantener tu piel hidratada, usa un humidificador en tu hogar. El aire seco de los hogares y de los edificios con aire acondicionado y la calefacción pueden resecar la piel.

  4. Protege tu piel del frío. Cuando hace frío, abriga bien tu piel para que no se reseque. Utiliza una gorra o un sombrero para cubrirte la cabeza, y guantes para proteger tus manos. Si vas a estar mucho tiempo al aire libre, aplícate una crema protectora solar en la cara y en las manos.

  5. Cuida tu piel del agua caliente. La piel sensible se puede irritar con el agua caliente. Toma duchas de agua tibia en lugar de duchas de agua caliente, y emplea un jabón suave para la piel. Al terminar de ducharte, enjuágate bien con agua fría para cerrar los poros de la piel.

  6. Come alimentos ricos en nutrientes. La alimentación también influye en la salud de tu piel. Come muchas frutas y verduras, y evita los alimentos grasos y fritos.

  7. Evita fumar. Fumar daña la piel y contribuye a la aparición de arrugas prematuras. Si fumas, deja de hacerlo para mejorar la salud de tu piel.

  8. Duerme lo suficiente. El sueño es importante para la salud de todo el organismo, incluida la piel. Trata de dormir al menos ocho horas cada noche.

  9. Reduce el estrés. El estrés puede afectar negativamente la salud de la piel. Trata de reducir el estrés en tu vida, y practica técnicas de relajación como el yoga o la meditación

  10. Sé constante en tus cuidados. De nada sirve que le prestes atención a la piel durante una semana y luego te olvides. Tu piel necesita mimos y cuidados todos los días del año para mantenerse joven, tersa y radiante.

Consejos extra para el cuidado de tu piel en invierno

  • Si tu piel se irrita con el agua caliente, añade unas gotas de aceite de almendras dulces a la bañera.

  • El aceite de coco es bueno para la piel. Puedes usarlo como crema hidratante, o añadirlo a tu ducha.

  • El aceite de jojoba es otro aceite natural bueno para la piel. Puedes usarlo como crema hidratante o como exfoliante.

  • El azúcar es un buen exfoliante natural. Mezcla un poco de azúcar con aceite de coco o de jojoba, y usa la mezcla para exfoliar tu piel.

  • El aloe vera le aporta increíbles beneficios a tu dermis. Puedes comprar un gel de aloe vera en la farmacia, o usar la savia de la planta.

  • El yogur natural también es bueno para la piel. Puedes aplicártelo como una mascarilla, o mezclarlo con otros ingredientes naturales para hacer un exfoliante.