¡Atrévete con el sexo kink!

Responsive image

by J.Lizcano
El sexo kink no es otra cosa que añadir un toque más “picante”, salvaje y novedoso a las relaciones sexuales convencionales. Un sexo atrevido, espontáneo y explosivo que busca dar más placer a la pareja.
 

Con la mente abierta, tolerantes, innovadoras y sin miedos a los prejuicios y los tabúes. Así son las personas que practican el denominado sexo kink, una nueva manera de explorar más aún la sexualidad y las relaciones de pareja introduciendo un poquito más de picardía y un toque algo salvaje a esos momentos íntimos. Pero eso sí,no debemos confundirlo con el sadomasoquismo ni el hecho de que se trate de prácticas sexuales que puedan conllevar dolor. ¡Al contrario! Es la sensación de libertad, placer, la búsqueda de nuevas aventuras o la liberación del estrés como una forma motivadora de expresar nuestras emociones. Todo ello en el ámbito de la pareja. O no.

Porque la sexualidad tiene infinitos lenguajes, formas y expresiones. De ahí que el sexo kink o kinky sea un ejemplo más de ello, ya que define un tipo de encuentros marcados por lo explosivo, por juegos y picardías que trascienden de la norma y que pueden adentrarse en lo fantasioso o algo más salvaje. Y en ello se engloba el fetichismo o el vouyerismo, pero lo más importante es el placer de experimentar, con juguetes eróticos y sexuales o sin ellos.

Se trata, sin duda, de un proceso de autoexploración a través del que descubrir qué nos atrae y liberarnos de prejuicios, estereotipos y filtros culturales, de tal manera que podamos expresar eso que sentimos. Una nueva manera de romper la rutina e indagar y expresar tanto en nuestros deseos propios como en los de nuestra pareja. O dicho de otro modo: un canal de creatividad con el que manifestarnos más allá de los miedos, vergüenzas o ataduras y materializar nuestras fantasías más profundas y hacerlas realidad.

atrevete-con-el-sexo-kink

Claves principales del sexo kink

El principio básico del sexo kink es la espontaneidad, ya que cualquier momento es bueno para dejarse llevar por la pasión y el disfrute sexual en todo tipo de situaciones. Pero, existen tres claves fundamentales del sexo kink:

- Fantasear: la fantasía es fundamental a la hora de disfrutar de esta modalidad y es importante que ambos miembros de la pareja sean capaces de crear escenarios excitantes en su mente.

- Comunicar: para que la pareja pueda disfrutar al máximo, ya que ambos tienen que saber de antemano qué gusta y qué no al otro, cuáles son sus fantasías, etc.

- Jugar: la parte más fundamental, ya que hay que disfrutar jugando, probando y experimentado cosas nuevas. Además, se pueden utilizar juguetes eróticos y otros complementos para hacer realidad esas fantasías.

¿Qué tipos de sexo kinky hay?

- BDSM: incluye una gama muy amplia de actividades, desde azotes ligeros y juegos de roles dominantes / sumisos hasta fiestas de esclavitud.

- Fetiches: es decir, tratar sexualmente un objeto no sexual o una parte del cuerpo, tales como los pies y zapatos, cuero o goma, etc.

atrevete-con-el-sexo-kink

- Voyeurismo o exhibicionismo: entre las fantasías más comunes de los voyeurs se encuentra el ver a alguien desvestirse o a una pareja mantener relaciones sexuales sin que lo sepan. Por su parte, tener relaciones sexuales en un lugar público es una forma de exhibicionismo.

- Sexo grupal: tríos, fiestas sexuales, orgías..., es decir, cualquier acto sexual que involucre a más de dos personas.