El restaurante Niña Cocodrilo traslada todo el sabor de Perú a Oviedo

Responsive image

by Merce Rey  
En el Gran Bulevar El Vasco se encuentra esta propuesta gastronómica, que no sólo ensalza la comida peruana, sino que la fusiona con ingredientes propios de la tierra ovetense, aderezados con sabores que nos hacen viajar a otros países como Japón o China a través del nikkei y la chifa. Y todo ello lo baña con un espectáculo musical en directo.
 

Niña Cocodrilo aterriza en Oviedo para ofrecernos una experiencia de comida fusión, con una amplia carta de coctelería y nos brinda la posibilidad de escuchar música en vivo y en directo. El cocodrilo es una parte indispensable del local, nos acompaña desde la entrada a través de un logo en tonos azules y dorados donde una niña pasea a su mascota, en este caso a un cocodrilo. A lo largo de la decoración interior, este reptil de color dorado nos vigila desde las alturas, pero también desde las paredes mediante las cabezas decorativas junto a otras especies de animales. En otras ocasiones, parte de su cuerpo asoma entre las columnas y en otras lo hace su cola. La vegetación es otro de los elementos característicos de este interiorismo, lo vemos en algunas partes del techo con la incorporación de hojas verdes o de la pintura con motivos decorativos en esa tonalidad, así como en las paredes. Sin ir más lejos, una de ellas está revestida con hojas blancas que parecen sobresalir de la misma. Asimismo, el suelo de la entrada principal posee un diseño en ese color. El mobiliario seleccionado repite el patrón dorado verdoso en sus taburetes altos y sofás, tal y como puedes ver en el perfil de Facebook de Decoraciones Balboa.

restaurante_nina_cocodrilo_15924_20230104113242.png (600×354)


Para todos los gustos

Es un espacio polivalente en el que es posible comer, pasar un buen rato entre amigos, tomarse algo, bailar o disfrutar de un espectáculo en directo y está abierto de martes a domingo. Su carta destaca por la variedad, en la que podemos encontrar platos tan significativos como el ceviche, la yukita frita o el arroz chaufa de marisco, al lado de otros como el wantán relleno de marisco en crema rocoto, una receta fusión entre la gastronomía china y peruana o el min pao de pollo (un pastel o pan Nikkei). También hay espacio para el pulpo anticuchero o la costilla Angus Black caramelizada con manzana en salsa de sidra. Asimismo, sorprenden con postres tan destacados como el pain per du, que lleva caviar dulce de maíz morado o el chitón lotús lúcuma, un bizcocho esponjoso peruano. Los desayunos y cócteles son otra de sus sugerencias. Cuentan con los ya conocidos mojitos o caipirinhas a los que se unen la paloma mexicana, compuesto por tequila, lima y zumo de pomelo, o el pisco sour (normal o maracuyá) que lleva pisco, lima, clara de huevo y azúcar moreno. Permite realizar la reserva por teléfono o a través del formulario disponible en su página web.

restaurante_nina_cocodrilo_15924_20230104113433.png (600×400)

FOTO PRINCIPAL.: Imagen extraída del Facebook de Decoraciones Balboa.