`Micro french´, la manicura francesa es también apta para uñas cortas

Responsive image

by Merce Rey   
Ya no hace falta contar con unas uñas kilométricas para lucir esta clásica tendencia, que nos ha acompañado desde tiempos inmemoriales. Surge una versión más minimalista para las que les gusta llevar las uñas en su justa medida. El trazo blanco que encabeza la misma debe ser lo más fino posible.
 

Si no te apañas con las uñas demasiado largas o con las de quita y pon porque no te ofrecen la libertad de movimientos que esperas, no te preocupes porque esta temporada se llevan las de tipo natural, las que no necesitan contar con grandes longitudes para desprender estilo y elegancia. Hazte la manicura francesa, límalas bien procurando que todas tengan la misma forma, aplica una base protectora antes de pasar al esmalte y después procede a revestirlas de un color no muy llamativo como puede ser el rosa claro. Cuando este esté completamente seco puedes volver a darle otra capa para que se fije bien. Después ponte con la línea blanca de la manicura, su trazo debe ser fino. Para que te resulte más sencillo puedes utilizar unas guías de pegatina para conseguir un resultado más profesional. Por último, extiende un esmalte protector que, además de permitir que el color dure un poco más, dotará a la uña de brillo. Hay quien prefiere marcar primero la parte blanca antes de pintar la uña, eso según prefieras. Desde el salón de belleza Nails Secret, situado en Madrid, han apostado por esta tendencia en su formato corto. Junto a los tonos rosados están en auge los nude, aunque también se puede dar a la uña un efecto "milky", que proporciona una textura que nos recuerda a la de la leche por su color blanquecino y forma acuosa, como nos muestran en Siberia Salón, el salón de manicura que también está en la capital.

micro_french_manicura_16036_20230117114501.png (600×400)

micro_french_manicura_16036_20230117114443.png (600×400)


El proceso es bastante similar, después de cortar, limar y retirar las cutículas (este paso último es opcional porque no a todas nos gusta pasar por esta tarea un tanto grimosa), tocaría proteger la superficie con una base protectora, colorearlas con esmalte de color blanco. Lo ideal es que se aplique más de una capa para obtener un resultado lo más homogéneo posible y el punto final se pondría con un poco de brillo protector para reforzar lo aplicado.

micro_french_manicura_16036_20230117114452.png (600×400)


Dentro de la manicura francesa minimalista existen otras variantes, como aquella cuya línea se dibuja en un color un poco más llamativo y se desliza por el lateral de la uña, según se puede comprobar en en el perfil de Instagram de Essie, en el que se combina el blanco con el verde. Continuamos con la apuesta bicolor, pero en vez de decantarnos por las tonalidades claras o pastel, vamos a por las oscuras. Es lo que proponen en Opi Spain con la fusión de color negro y acabado mate.

micro_french_manicura_16036_20230117114512.png (600×400)

FOTO PRINCIPAL.: Foto de Sarah Cervantes en Unsplash.