Dieta detox en tres pasos

Responsive image

by J.Lizcano
Existen numerosos tipos de dietas détox y seguro que has pensado en empezar alguna de ella, ahora que quedaron atrás los excesos navideños y que hemos empezado a ir al gimnasio.
 

En la actualidad, las dietas détox han cobrado protagonismo y una enorme popularidad, ya que se trata de un método rápido que, en principio, nos ayudará a perder peso y/o eliminar toxinas. Por ello, este tipo de dietas desintoxicantes, a base de zumos depurativos, frutas, verduras, frutos secos y cereales, es decir, ingredientes orgánicos, así como alimentos ricos en nutrientes y antioxidantes, se han puesto de moda para limpiar el organismo, eliminar toxinas y casi, casi como el remedio de todos los males. Pero no todo es así. Es cierto que el objetivo de esta depuración, cuya acción va dirigida, sobre todo, al hígado, la piel y los riñones, es eliminar todas las toxicidades que acumula el cuerpo, el exceso de líquidos, mejorar el sueño y ayudar a purificar el tránsito intestinal. Pero los detractores de estas dietas se basan en señalar que no existen evidencias científicas que lo avalen y apuntan a que el organismo depura de forma natural esos agentes tóxicos y nocivos a través del hígado.

Realmente, por medio de la orina o la bilis, nuestro cuerpo, que es muy sabio, elimina todo aquello que nos resulta nocivo. Es lo que se conoce como homeostasis y consiste en la capacidad de nuestro organismo de "autolimpiarse" a diario, independientemente de lo que comamos, por lo que no se acumulan toxinas de ningún tipo. Aparte de destacar algunos efectos secundarios, como la pérdida de masa muscular, el déficit de vitaminas y minerales, el consumo de antioxidantes artificiales o el "efecto yo-yo". Sobre todo, porque este tipo de dietas détox tienen una duración que va desde un fin de semana intensivo a tres días, e incluso varias semanas. Tiempo en el que se va permitiendo o restringiendo la ingesta de determinados alimentos y cómo tomarlos.

dieta-detox-en-tres-pasos

Detox en tres pasos

Aunque mucha gente asocia ayuno y dieta desintoxicante, cabe recordar que no es lo mismo. El ayuno es dejar de ingerir alimentos sólidos, de forma voluntaria, y beber solamente líquidos (agua, infusiones, zumos, etc.), para estimular a nuestro organismo a poner en marcha mecanismos de autolimpieza, ya que no tiene que invertir su energía en la digestión. Por eso, al hacer una dieta depurativa tenemos que tener en cuenta estos tres pasos:

- Paso 1: esta primera etapa consiste en eliminar del cuerpo todos los alimentos que lo intoxican y que se encuentra, fundamentalmente, en alimentos procesados o en la bollería industial. En este punto es recomendable beber mucho líquido, consumir proteínas bajas en grasas, así como frutos secos, frutas, vegetales y cúrcuma.

- Paso 2: aquí se recomienda tomar alimentos que depuran el hígado, como el ajo, el té verde, el té negro, la cebolla, el cacao en polvo y la col de Bruselas.

- Paso 3: en esta última etapa lo aconsejable es empezar a incluir algunos de alimentos saludables que no se consumieron al principio de la dieta, entre ellos, la leche, los quesos, el yogur, el gluten, las pastas y el pan integral.

Por ello, algunos de los alimentos aconsejables son los siguientes:

- Vegateles de hojas verdes, como la col rizada, col Bruselas, brócoli, repollo, espinaca y lechuga romana.

- Frutos rojos, entre ellos, fresas, frambuesas, arándanos y granada.

- Cúrcuma, pues se trata de un alimento que degrada los residuos tóxicos del cuerpo, lo desintoxica y promueve la producción de antiinflamatorios naturales.

dieta-detox-en-tres-pasos

- Té verde, al ser antioxidante y ayudar, fácilmente, a eliminar las toxinas del hígado.

- Legumbres y cereales sin gluten, como el arroz integral, el mijo, la quinoa, el trigo sarraceno, además de garbanzos, soja, lentejas o frijoles.