7 claves para cuidar cuello y escote contra el envejecimiento

Sofía Borrás

El cuello y escote son unas de las zonas más atractivas del cuerpo y, también, las más sensibles a los cambios hormonales y los signos del envejecimiento.

04/07/2024

En esta zona, la piel tiene menos cantidad de fibroblastos, es más fina y tiende a caer. Además, no posee musculatura propia y es una de las partes del cuerpo más expuesta al sol, el viento y la contaminación, por lo que es de las que más cuidados y protección necesita.  Lo mismo ocurre con el ...

En esta zona, la piel tiene menos cantidad de fibroblastos, es más fina y tiende a caer. Además, no posee musculatura propia y es una de las partes del cuerpo más expuesta al sol, el viento y la contaminación, por lo que es de las que más cuidados y protección necesita. 

Lo mismo ocurre con el cuello, tiende a deshidratarse por la poca cantidad de glándulas sebáceas que tiene. Produce menos colágeno y elastina, lo que se traduce en aparición de pliegues y pérdida de firmeza, y la piel es mucho más delgada y no tiene folículos pilosos, lo que la hace muy sensible. 

El verdadero mantra es la constancia en la hidratación. Al igual que la del rostro, es crucial hidratar la piel del cuello y rostro todos los días. No es necesario comprar productos especiales para realizar esta tarea, con aplicar la misma crema facial será suficiente. Eso sí, es importante que esta cuente con altas dosis de principios activos en sus ingredientes y que ayude al rejuvenecimiento de la piel y atenúe las arrugas.

MABOSALUD, la línea de complementos alimenticios y cosmética de MABOFARMA, recopila los cuidados específicos para mantener firme, suave y tonificada la piel de esta seductora parte de nuestra anatomía: 

 

  1. _Exfolia la piel del pecho y cuello una vez por semana para favorecer la renovación celular y eliminar pieles muertas. Así se favorecerá la absorción de otros productos cosméticos; además de dejarla muy suave y bonita. Elimina las células muertas con un tratamiento exfoliante suave rico en activos hidratantes y reparadores.

 

  1. _Practica actividades como el pilates, las pesas o la natación, ya que estos ejercicios tienen como objetivo tonificar los músculos de los pectorales, entre otros fines.

 

  1. _Cuida la alimentación. Elige alimentos ricos en antioxidantes y vitamina E. Por ejemplo, la naranja, la fresa, los arándanos… También, el salmón o el aguacate, ricos en Omega3, para que el cuerpo aumente la producción de colágeno de forma natural, y verduras de hoja verde como la espinaca o la rúcula.

 

  1. _Para que el pecho no se deforme resulta esencial no subir ni bajar de peso drásticamente. Conservar la talla hará que la piel sea más elástica y que el músculo no esté flácido.

 

  1. _No fumes y protege la piel del sol. Tanto el tabaco como no protegerse adecuadamente ante la exposición solar, contribuyen al envejecimiento prematuro de la piel.

 

  1. _No duermas "boca abajo". Lo ideal es hacerlo "boca arriba". Además, los expertos también recomiendan hacerlo con algo de sujeción en el pecho.

 

  1. _Date duchas de agua tibia con regularidad; así la piel del pecho y cuello quedará más tonificada.

 

También puedes probar uno de los best sellers de MABOSALUD: M-FHAKTOR, una de las cremas de cuidado del rostro, cuello y escote más vendida en farmacias.

 

Para que la relación de pareja mejore con los años
Qué es el skin dieting del que todo el mundo habla
¿Cómo funciona el cerebro cuando nos `enamoramos´?

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts

¿Quieres escuchar nuestros podcast ? Únete a nuestra comunidad y sumérgete en un mundo de inspiración y empoderamiento para la mujer moderna.

Las últimas tendencias en salud, maternidad, viajes, cultura y feminismo en nuestra revista.

Acceso a noticias y newsletters exclusivas

Descarga de materiales únicos, como webinars, podcasts o vídeos

¿Te lo vas a perder?

Acceder