Chillida y Balenciaga, el diálogo de dos genios

María Robert 

El escultor y el modisto comparten, además de los orígenes guipuzcoanos y de sus lazos de amistad, un sustrato filosófico común

14/06/2024

Eduardo Chillida (San Sebastián,1924 - San Sebastián, 2002) y Cristóbal Balenciaga (Getaria,1895 - Valencia, 1972) comparten, además de los orígenes guipuzcoanos y de sus lazos de amistad, un sustrato filosófico común. Ambos son hijos de la pregunta y de la experimentación. Unidos por la búsqueda de la belleza y de ...

Eduardo Chillida (San Sebastián,1924 - San Sebastián, 2002) y Cristóbal Balenciaga (Getaria,1895 - Valencia, 1972) comparten, además de los orígenes guipuzcoanos y de sus lazos de amistad, un sustrato filosófico común. Ambos son hijos de la pregunta y de la experimentación. Unidos por la búsqueda de la belleza y de la armonía, trabajan la materia desde el respeto, escuchando el latir propio de los materiales, colaboradores fieles y exigentes tanto del escultor como del modisto. Crean por eliminación, planteando un juego de vacío-lleno y buscando siempre nuevos límites. Plegar la forma les permite penetrar en el espacio interior que generan en sus creaciones, en las que la proporción y la poesía son imprescindibles.

Son estos conceptos compartidos los que pudieron impulsar a Eduardo Chillida a realizar en 1987 el primer estudio de su ´Homenaje a Balenciaga´. En el contexto del centenario del nacimiento del escultor, la exposición ´Chillida/Balenciaga. Plegar la forma´, que permanecerá abierta en el Cristóbal Balenciaga Museoa de Guetaria hasta el año que viene, invita a explorar y a percibir, mediante la "luz oscura del Atlántico", los lugares comunes del escultor del aire y del modisto del espacio a través de un diálogo entre las más de cuarenta obras de ambos creadores que se muestran.

Una muestra para "sentir"

La exposición, comisariada por Igor Uria, director de Colecciones del Museo Cristóbal Balenciaga, en colaboración con el equipo curatorial de Chillida Leku, cuenta con el apoyo de la Fundación Eduardo Chillida - Pilar Belzunce y Sucesión Eduardo Chilida, además de otras colecciones privadas.

Partiendo de la idea inicial de Fernando Bernués, la museóggrafa y escenóggrafa Anna Alcubierre se ha encargado del diseño expositivo que se conceptualiza según la idea de constelación donde todo se enlaza, todo es parte de un paisaje. "De las coincidencias formales nacen diálogos y estos g generan conjuntos, que a la vez se relacionan con otros parecidos o distintos y y definen constelaciones. Nada es rígido, es dinámico: las obras tienen movimiento; no es ortogonal, es orgánico: las peanas, tarimas o vitrinas son circulares; no es pesado, levita: los muros están colgados; no es evidente, es misterioso: la luz determina la mirada; es silencioso, pero tiene sonido", señala Alcubierre.

La museografía pretende encapsular al público, envolverlo de Chillida y y Balenciaga. Las obras de ambos creadores se presentan bajo miradas experimentales, de juego y de desafío en torno a la gravedad, la geometría y el color o la ausencia de él. Y por lo tanto, el recorrido no es lineal, es una exploración libre. "La atmósfera buscada pretende que el espectador pueda sentir, no solo ver", recalca Alcubierre.

Para que la relación de pareja mejore con los años
Qué es el skin dieting del que todo el mundo habla
¿Cómo funciona el cerebro cuando nos `enamoramos´?

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts

¿Quieres escuchar nuestros podcast ? Únete a nuestra comunidad y sumérgete en un mundo de inspiración y empoderamiento para la mujer moderna.

Las últimas tendencias en salud, maternidad, viajes, cultura y feminismo en nuestra revista.

Acceso a noticias y newsletters exclusivas

Descarga de materiales únicos, como webinars, podcasts o vídeos

¿Te lo vas a perder?

Acceder