El primer sake mediterráneo viene en un envase de lujo

Responsive image

by

Maribel Martínez


Studio Glass ha elaborado dos botellas muy especiales para Kensho, la primera bebida de arroz del Delta del Ebro. Sigue el proceso de elaboración tradicional, pero con los matices propios de la zona. ¿Te animas a probarlo?
 
El sake es la bebida de Japón por antonomasia. Un licor de arroz muy potente que marida perfectamente con las delicias de propias de su cocina. Hace tiempo que lo podemos encontrar habitualmente en supermercados y su consumo ya no resulta tan exótico... Ni tampoco su producción. Kensho Mediterranean Sake, como su nombre indica, es la primera bebida típica nipona elaborada a orillas del Mediterráneo. Un licor de alta calidad con un envase a la altura, el que ha elaborado la empresa española de personalización de envases de vidrio Studio Glass
 
Kensho está elaborado con arroz 100% español, originario del Delta del Ebro. El proceso de elaboración sigue las pautas tradicionales pero que, a diferencia de la bebida nipona, se caracteriza por añadir ingredientes locales para conseguir sakes premium adaptados al paladar local, dando como resultado una bebida más compleja. 
 
Detrás de este licor están dos amantes de la cultura japonesa. Humbert Conti aporta el conocimiento sobre las fermentaciones y la gastronomía japonesa, y Meritxell Jardí, sobre el arroz del Delta del Ebro, de donde es originaria. El clima mediterráneo, la influencia de la sal marina, el sol, los olivos y otros árboles frutales hacen que el sake que se elabora con este arroz cuente con sabores característicos y afrutados, como la naranja y la manzana, que se pueden apreciar en cada gota. El objetivo no es imitar los sakes japoneses, si no convertir el sake en una bebida mediterránea, como el vino o la cerveza.
 
La sutileza de sus sabores y su graduación alcohólica reducida gracias a su fermentación a bajas temperaturas, permiten degustarlo frío y en copa. Sin lugar a dudas, resulta el mejor maridaje para pescados, mariscos y platos típicos de la gastronomía japonesa.
 
No solo la selección del arroz ha sido de lo más cuidada; tampoco el agua con la que se produce este sake es una cualquiera.  Kensho utiliza agua mineromedicinal de Benassal, manantial de Castellón, con un bajo contenido en sodio. Se trata de un agua dura, si las comparamos con las agua de Japón, que permite crear un sake con sabor más definido y fuerte.
 
 
Una bebida de esta complejidad y que ha sido elaborada con este mimo no podría contar con una presentación corriente. Studio Glass ha elaborado dos elegantes botellas de vidrio para dos variedades: el Kensho Nigori, un sake turbio y de sabor potente que se vende en un envase recubierto de negro mate tratado con serigrafía en dos colores, y el Kensho Tokubetsu Junmai, transparente y mucho más ligero, con aroma a cítricos y a plátano que ha salido al mercado en una botella de recubrimiento blanco mate, también con serigrafía en dos colores.