Inteligencia artificial para detectar síntomas de demencia

Responsive image

by Guillem Alsina
El sistema utiliza los datos procedentes de los dispositivos inteligentes domésticos para encontrar patrones de conducta que, en el futuro, podrían permitir diagnosticar la demencia de forma temprana.
 

Actualmente, cualquier hogar medio de varios dispositivos de los llamados `inteligentes´: un asistente digital como Amazon Alexa o Google Home, televisor inteligente (smart TV), y por no hablar de los omnipresentes smartphones, que en la mayoría de los casos se cuentan como uno por cada uno de los habitantes del hogar.

Todos estos aparatos son capaces de generar un flujo de datos constante sobre cómo se comporta su usuario, el tema es trabajar dichos flujos de datos para que nos den una información útil.

En un estudio publicado a principios de este mes de junio, una investigadora de la Gonzaga University y otras dos de la Universidad estatal de Washington (donde también se encuentra ubicado el anterior centro educativo), revela que podemos encontrar signos de cuando aparece la enfermedad de la demencia al analizar los datos de los dispositivos electrónicos inteligentes.

Para llevar a cabo su estudio, las investigadoras tomaron dos poblaciones de sujetos de la misma edad. El primer grupo estaba formado por personas con demencia diagnosticada, mientras que el segundo grupo estaba constituido por personas sanas, a modo de grupo de control.

El análisis de los datos extraídos de los dispositivos inteligentes revelan patrones de comportamiento con diferencias entre ambos grupos. Por ejemplo, la velocidad al caminar de las personas que formaban parte de uno u otro grupo, fue distinta.

La demencia también demostró afectar a la duración de las actividades diarias de aquellas personas que se encuentran aquejadas de dicha enfermedad. Por ejemplo, duermen más durante las horas diurnas, y durante la noche presentan pautas muy distintas y cambiantes sobre cuando salen de casa e, incluso, a las horas que toman su medicación.

Estas constataciones pueden cimentar las bases de un futuro sistema de predicción y alerta temprana de cuando una persona empieza a mostrar síntomas de demencia.

Actualmente, los sensores de dispositivos como los smartwatches ya son capaces de captar los datos necesarios para estimar la calidad de las horas de sueño que disfrutamos e, incluso, detectar las apneas del sueño. La detección de los signos de la demencia es solamente otro paso más fruto del análisis de datos procedentes de los sensores que incorporan estos dispositivos.