¿Cuál es el secreto para evitar una muerte prematura?

Responsive image

by Mirian Díaz
La clave para evitar la muerte antes de la edad promedio está al alcance de nuestra mano, ¿quieres saber de qué se trata?
 

Algunos estudios médicos han demostrado que existe menor riesgo de muerte prematura en aquellas personas de mediana edad o incluso mayores que practican deporte a menudo, independientemente de su nivel de intensidad.

Como ya se sabe, el sedentarismo no es bueno para la salud y estar sentado tantas horas al día puede incidir en ella muy negativamente. Hoy día nos pasamos mucho tiempo frente a un ordenador, 9 o más horas al día, algo que está asociado con la posibilidad de morir antes de la edad promedio.

¿Cómo podemos aumentar nuestra esperanza de vida?

De hecho, una investigación orquestada por un profesor de la Escuela de Ciencias del Deporte de Noruega, llegó a la conclusión de que el tiempo que pasamos sentados y la actividad física guardan mucha relación con el riesgo de muerte prematura.

Para obtener esa información se utilizaron acelerómetros, unos dispositivos portátiles que sirven para monitorizar la intensidad y el volumen de la actividad física realizada. El objeto es medir su nivel y clasificarlo atendiendo a 3 categorías diferentes: baja, moderada y vigorosa.

De ese modo, lavar los platos, una actividad que hacemos en casa cada día, está considerado como una actividad de intensidad baja o ligera. Caminar rápido, sin embargo, está dentro de las actividades consideradas moderadas, mientras que correr o cargar con algo pesado entraría dentro de la categoría de intensidad vigorosa.

En este tipo de investigación participaron miles de personas y los resultados fueron alarmantes. Teniendo en cuenta las personas activas, los que eran inactivos o más sedentarios aumentaron hasta cinco veces el riesgo de sufrir muerte prematura.

En el estudio llevado a cabo en parte de Europa y en Estados Unidos participaron más de 36300 adultos con una edad promedio de 62 años. Para obtener esos datos, se estuvo haciendo un seguimiento de todos ellos durante casi 6 años. De todas formas, el estudio se quedó ahí y no pudo extenderse a otras personas más jóvenes ni a otras zonas o poblaciones.

cual-es-el-secreto-para-evitar-una-muerte-prematura

Tal y como establece el Instituto Nacional de Salud, lo más recomendable es la práctica de ejercicio físico bajo unas premisas concretas. Para potenciar nuestra salud física y mental, lo ideal es practicar al menos 75 minutos de actividad física vigorosa o 150 minutos de intensidad moderada. Ahora bien, este consejo es impreciso y no se adapta a todas las personas por igual, pues hay que prestar atención a algunos factores muy importantes como la edad, la condición física, etcétera.

De esa forma, lo más acertado será proponer otra recomendación más práctica, adaptable a todo el mundo, basada en potenciar la actividad física, reduciendo así nuestro nivel de sedentarismo. Y es que llevar un estilo de vida inactivo puede conllevar la aparición de enfermedades crónicas: diabetes tipo 2, enfermedades del corazón, obesidad, colesterol alto, diferentes tipos de cáncer, osteoporosis, accidente cerebrovascular y más.