Cómo afrontar la limpieza de verano sin morir en el intento

Responsive image

21-08-2020
¿Cuántas veces has intentado ponerte con la limpieza del verano? A nadie le apetece limpiar la casa con estas temperaturas, pero se trata de una tarea necesaria.
 

Para poder disfrutar de una casa limpia y eliminar el riesgo de padecer enfermedades dentro del hogar y que todos los habitantes de la casa se mantengan saludables, BISSELL España, la marca de limpieza de suelos desde 1876, ofrece algunos consejos para afrontar esta limpieza de forma sencilla y en menor tiempo.

Todos los años se repite el mismo mantra con la llegada del calor. Pero hay que aprovechar el buen tiempo para abrir bien las ventanas, airéala, ordénala y déjala perfecta para disfrutar de la época estival. Numerosos estudios afirman que tener el hogar ordenado y limpio nos hace tener mejor humor, mejor descanso y más calidad de vida. Además, para BISSELL disfrutar de un hogar limpio aleja cualquier riesgo de padecer enfermedades dentro del hogar y que todos los habitantes de la casa se mantengan saludables. «Si tienes niños pequeños y mascotas en casa es aún más importante que se viva en un ambiente limpio y ordenado», explica Gerardo Montoiro, gerente de BISSELL.

¿En qué consiste la limpieza de verano?

Básicamente es la limpieza a fondo que se realiza de toda la vivienda. Una buena limpieza de todas las habitaciones de dentro hacia afuera, con lo que incluye, interior de armarios y cajones, cambio de ropa, techos, lámparas, ventanas, electrodomésticos, principalmente. ¿Y cómo empezamos esa limpieza? Pues, básicamente, hay que crear una estrategia para la limpieza y organizarla de forma progresiva, en fases. Si la realizamos de una sola vez será tan pesada que puedes no realizarla al completo. Una vez se haya elegido el día o días dedicados a cada zona de la limpieza hay que seleccionar los productos necesarios que se necesitan para realizar la limpieza a fondo.

Tal y como destacan en BISSELL, antes de empezar es mejor programar los días para la limpieza, establecer el orden de limpieza de cada habitación, preparar los productos que necesites para la limpieza. Por último, pero no menos importante hacerlo animado y con buena actitud.

Planning de limpieza

La limpieza es mejor realizarla en el sentido de las agujas del reloj dentro de cada habitación. Hay que retirar todo lo que ya no usamos o sirve. No hay que llevar las cosas de una habitación a otra, sé sincero y retira lo que ya no te sirve. Menos, es más. Habrá más espacio, menos polvo y el orden se notará de forma inmediata.

Habrá que ventilar toda la casa. La humedad y las temperaturas veraniegas hacen que los ácaros se reproduzcan más rápido, por eso, es importante airear la casa cada mañana a primera hora del día y antes de empezar la limpieza.
· Las ventanas. Es frecuente que sean las grandes olvidadas y más cuando vas a limpiarlas y al poco llueve… Pero en verano, no es excusa y es el momento ideal para limpiarlas a fondo y dejarlas como nuevas. No solo hay que limpiar los cristales, las molduras también recogen polvo y bichos.
· Armarios. Cada uno de ellos necesita esa limpieza a fondo. Hay que sacar todos los objetos o ropa que haya, limpiarlos y secarlos bien. Eso hará que duren más tiempo limpios y se pueda volver a guardar cualquier cosa de forma ordenada.
· Baños y cocinas como los chorros del oro. Aunque son las zonas que más limpiamos de forma diaria, también hay que hacer una limpieza minuciosa ya no solo porque son las estancias que más suciedad acumulan sino también porque son las zonas donde la higiene es más importante. En el baño no hay que olvidarse de los desagües, usar el producto específico para hacer una buena limpieza y eliminar todo lo que pueda causar posibles atascos. Por otra parte, no hay que olvidarse de techos y paredes además de las juntas de los azulejos. Para ello, BISSELL aconseja la limpieza a vapor con el Steam Shot que ayuda a ablandar toda esa suciedad incrustada y eliminar las bacterias sin utilizar productos químicos y solo con agua.

El vapor será el gran aliado para la cocina y el baño, para techos, lámparas, ventiladores… Todas las zonas altas de la casa se deben limpiar y aspirar el polvo. Luego, con pasar un paño húmedo será suficiente para mantenerlos como el primer día. Con la ayuda de una aspiradora especial como el Spot Clean se aspira el colchón, los sofás, los sillones, sillas, alfombras, etc., cualquier mueble que tenga alguna parte textil y haya que limpiarla.

También es importante ordenar y limpiar los objetos de decoración de cada estancia. Despedir todo aquello que ya no sirve o que tenemos porque no nos atrevemos a tirar. Por lo que respecta a los suelos, barrer con escoba es una pérdida de tiempo. Una vez toda la casa está limpia y recogida es aconsejable usar una escoba aspiradora que aspire de forma rápida y, al mismo tiempo, deja el suelo limpio sin necesidad de fregarlo. Por último, BISSELL recuerda que también hay que limpiar los interruptores y pomos de las puertas, elementos que usamos continuamente y más en la situación sanitaria en la que nos encontramos. Son lugares que tocamos diariamente y la grasa y suciedad se van acumulando sin darnos cuenta.