7 propiedades saludables de los arándanos

Responsive image

by Carmen Reija- farmacéutica y divulgadora sanitaria
Son unos frutos que se encuentran en los matorrales de los campos o en cultivos intensivos. Su capacidad antioxidante es digna de tener en cuenta y son muy recomendables para mantener el equilibrio nutricional diario. Que su precio no te asuste, pues son una fuente de salud muy interesante.
 

Los arándanos son unas bayas de color oscuro, azulado o rojizo debido a la presencia de antocianos que son los pigmentos que les confieren su color característico. Pertenecen a la familia de las ericáceas y el nombre científico del arándano común es Vaccinium myrtillus. Puedes encontrar diferentes variedades en el mercado: rojo, rojo común, azul, etc. en función de su color y procedencia.

Se pueden encontrar en los mercados especializados en diferentes épocas del año. Elige los que presenten un color brillante e intenso y la madurez adecuada. Consérvalos en la nevera pocos días para que mantengan todas sus propiedades nutricionales. También pueden congelarse, pero sólo unos días. Los mejores son los recién recogidos en el campo o los que compras frescos. Lávalos bien antes de comerlos para evitar intoxicaciones.

En su composición química destaca la presencia de vitamina C (incluso más que los cítricos), fibra, minerales (potasio, fósforo, magnesio, hierro y calcio), taninos, ácidos orgánicos (oxálico y málico), pigmentos naturales (carotenoides y antocianinas) y vitaminas A, B y E.

De sus propiedades destacaría:

1-Poderoso antioxidante de gran interés para el cuidado de la piel (se utiliza en cosmética). El jugo de arándanos resulta muy adecuado para eliminar los radicales libres presentes en nuestro organismo.

2-Contienen mucha agua y poca grasa y calorías. También resultan diuréticos debido a la presencia de ácidos orgánicos por lo que se consideran ideales en dietas para perder peso.

3-Regulan el tránsito intestinal. Si tienes estreñimiento consume frutos tiernos (ricos en fibra); si sufres diarrea, elige frutos secos (con taninos).

4-Mejoran la circulación periférica, pues poseen propiedades vasodilatadoras y antiagregantes debido a la presencia de vitamina P. Resultarían útiles en varices, flebitis y hemorroides.

5-Se considera que su jugo (especialmente) presenta propiedades antibacterianas y actúa reduciendo la unión de las bacterias dañinas al organismo, siendo útil para mejorar los problemas de las vías urinarias.

6-Por su contenido en antocianinas previene la degeneración macular y combinados con la vitamina E ayudan a frenar el desarrollo de cataratas. Se consideran muy adecuados para evitar problemas a nivel ocular.

7-También son eficaces para aliviar problemas articulares y digestivos.

Aunque suelen usarse solo los frutos, existe la posibilidad de utilizar las hojas. Cuidado con el consumo de dichas hojas en infusiones o tisanas porque contienen hidroquinonas y arbutina que pueden ser tóxicos para el organismo si se superan las dosis recomendadas. Consulta al especialista.

Para preparar una infusión puedes comprar hojas de arándano azul y añadir una cucharada pequeña a una taza de agua hirviendo. La tapas diez minutos y la cuelas. Bébela templada y añade una cucharada de miel para endulzar.