5 fobias muy raras que no conocías

Responsive image

25-09-2020
Sabemos sobre la claustrofobia o miedo a los espacios cerrados, incluso sobre la aracnofobia, o fobia a las arañas, pero, ¿sabías que existe el miedo a bañarse o al mar, a la lluvia, a envejecer…? Son fobias muy raras que te destacamos porque son reales y todos tenemos número de desarrollarlas en algún momento de nuestra vida.
 

Turofobia o miedo al queso

Sí, para muchos es un manjar excelente, pero para otros, todo un suplicio. La turofobia es ese miedo irracional al queso, de modo que las personas que lo sufren no pueden ni verlo ni olerlo, así que mucho menos probarlo. Aunque las causas de las fobias no están claras, puede deberse a una mala experiencia pasada con este alimento, quizás relacionada con la infancia.

Miedo al mar

Nos calma y relaja, pero a otras personas les causa malas sensaciones, es algo abrupto y desconocido. Hablamos de la talasofobia o miedo al mar, que aparece de golpe o bien por tener algún trauma que debe estar relacionado con ello. A destacar que no es lo mismo que en general no nos guste el mar a que sintamos miedo exagerado, sudor y evitaciones cuando estamos cerca de él.

5-fobias-muy-raras-que-no-conocias

¿Miedo a las verduras?

Existe y es que no es tan raro porque seguro que a muchos de nosotros nos cuesta comer algunas de ellas, pero tanto como desarrollar una fobia… recibe el nombre de lacanofobia, y también engloba el miedo a los vegetales e incluso a ciertas frutas.

Las personas que la sufren intentan no estar en contacto con estos alimentos porque empiezan a desarrollar diversos síntomas como palpitaciones, sudoraciones y falta de aire, es decir, una especie de ansiedad incomprensible que merece ser tratada.

Omfalofobia: miedo a los ombligos

Esté entre las fobias muy raras porque no suele ser nada común. La omfalofobia es la fobia que se desarrolla cuando tenemos miedo a ver o tocar nuestro propio ombligo o el de los demás. Quienes lo sufren tiene importantes problemas especialmente a la hora de vestirse, lavarse, y porque lo pasan mal al tener desde mareos a ira. Tales problemas deben tratarse con un profesional para evitar que vayan a más y desarrollen otros síntomas psicológicos más graves.

¿Qué es la gelotofobia?

En este caso, se trata de un temor totalmente irracional a la risa. Suele desarrollarse en la infancia, y está relacionada con que se rían de nosotros, pero esto se extiende ya a todas los tipos de risas, siendo algo complejo de llevar y de poder realizar la vida diaria con normalidad. De igual forma que el resto de fobias, se desconoce el origen, pero al surgir de forma tan temprana, puede estar relacionada con las burlas que uno puede sufrir de los demás en la niñez.

Las personas que la sufren suelen encerrarse en ellas mismas y no tienen vida social, ya que la risa es algo bastante frecuente entre los grupos.

Tratamiento para las fobias

Cuando estos problemas no permiten que cada uno lleve una vida más o menos normal y la evitación es el síntoma común, entonces debe tratarse con un especialista. Hay diversidad de terapias para salir de ellas que suelen pasar por enfrentarse a la realidad del problema, así como la relajación y la meditación para superar estos problemas.

Conviene darse cuenta de que tenemos una fobia y pedir ayuda antes de que tengamos mayores problemas con nosotros mismos y los demás.