8 recomendaciones para tu tratamiento farmacológico

Responsive image

by Carmen Reija- Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Cuando nos prescriben un tratamiento farmacológico se nos plantean dudas sobre si se debe ingerir en ayunas, con agua, con leche, durante la comida, etc. Es importante hacerlo bien para que resulte efectivo. Consulta a tu médico.
 

El seguimiento de las pautas de administración y posología es fundamental para que la eficacia del tratamiento sea la deseada. Las dudas son múltiples tanto a nivel del horario como de las alergias e intolerancias o de su consumo en ayunas o tras la comida. Es importante resolverlas y tener claro lo que debemos hacer.

Aunque resulte difícil de entender, los alimentos reaccionan con los medicamentos haciéndolos ineficaces para tratar la patología, potenciando o disminuyendo sus efectos adversos e, incluso, aumentando su capacidad terapéutica. De cualquier manera, la interferencia implica un descontrol en el efecto buscado.

A nivel dietético, los expertos señalan varias recomendaciones interesantes. Destacaría:

1 Leer el prospecto donde se indican –a veces incluso excesivamente- las interacciones, contraindicaciones, etc. Es fundamental seguir las normas que permiten alcanzar su máxima efectividad.

2 Si debe ser tomado fuera de las comidas es necesario hacerlo entre 30 minutos y una hora antes o 2 horas después de ellas. Así evitamos la mezcla del fármaco con los alimentos durante el proceso digestivo.

3 Cuando se indica que no se mezcle con leche se debe a que ésta disminuye su absorción y distribución reduciendo sus efectos. Tomarlo con cualquier lácteo implica que no alcanzará la concentración adecuada en la sangre y no realizará correctamente su función.

4 Para los intolerantes a la lactosa que consumen soja habitualmente es importante señalar que no se puede mezclar con ibuprofeno, porque aumentarían sus efectos adversos a nivel digestivo.

5 Otros alimentos ricos en flavonoides como el té verde o negro, el brócoli, el vino o la fruta sin pelar que incrementan la actividad de la vitamina C, deben ser consumidos con cuidado en pacientes tratados con ésta. Su combinación puede provocar niveles muy elevados de vitamina que causaría efectos negativos sobre el organismo.

6 Si se indica que debe tomarse con las comidas es porque así se minimizan sus efectos negativos a nivel digestivo. Esta indicación es habitual en los AINEs porque su combinación con los alimentos adecuados reduce la afectación gástrica.

7 Ciertos alimentos "funcionales" inciden en la absorción y distribución del principio activo en el organismo. Así la inulina y la oligofructosa de plátanos, cebollas, ajos, puerros, etc. favorecen la absorción intestinal de calcio, por lo que las personas tratadas con este mineral para reducir su osteoporosis no deben consumirlos en exceso para evitar picos indeseables que generen alteraciones en el organismo.

8 Los alimentos ricos en fitoesteroles (cuya función es bloquear la absorción de colesterol a nivel intestinal) consumidos en exceso reducen la absorción de sustancias fundamentales para el organismo (como ciertas vitaminas liposolubles o minerales indispensables para el equilibrio orgánico).

No es tan complicado aunque pueda parecerlo. Lo importante es consultar tus dudas al médico y/o farmacéutico y leer detenidamente el prospecto que acompaña al medicamento. Es mejor "perder" ese tiempo inicialmente que realizar el tratamiento de manera inadecuada.