Hacer ejercicio por la mañana podría reducir el riesgo de cáncer, según un estudio

Responsive image

by Mirian Díaz
Un estudio ha sugerido cuál es el mejor momento del día para hacer ejercicio con objeto de reducir el riesgo de cáncer
 

Actualmente existen muchos tipos de cáncer y se ha convertido en la principal causa de muerte en todo el mundo. Sabemos que hacer actividad física de forma regular previene múltiples enfermedades y reduce el riesgo de padecer cáncer en general.

Ahora bien, nunca antes nos habíamos puesto a pensar en cuál es la mejor hora para practicar deporte. De hecho, parece que, al igual que es importante prestar atención a los alimentos que consumimos, también lo es escoger el mejor momento del día para hacer ejercicio físico.

Objeto de estudio

Un estudio realizado por el Instituto de Salud Global, Barcelona, que ha sido publicado en la revista International Journal of Cancer, ha llegado a la conclusión de que efectivamente existe una hora mejor que otra para llevar a cabo nuestros ejercicios con objeto de prevenir el cáncer. Ese momento es por la mañana.

Siguiendo esta misma línea, se conocen otras investigaciones que guardan relación con el cáncer y las alteraciones del ritmo circadiano durante la noche. Por ejemplo, se ha corroborado que ciertos hábitos podrían aumentar las posibilidades de padecer cáncer, como puede ser comer tarde o la exposición de luz por la noche. Sin embargo, en estos estudios no se tuvo en cuenta la actividad física como factor clave.

Para salir de dudas, los investigadores realizaron un estudio con casi 2800 participantes procedentes de España. La idea era comprobar si hacer deporte por la mañana disminuiría el riesgo de padecer ciertos cánceres, como el de mama o el de próstata, teniendo en cuenta el resto de horas del día.

El objeto de este estudio nace a partir de las conclusiones de otros, en los que se determinó que la actividad física desarrollada por la tarde o por la noche incidía negativamente en la producción de melatonina, hormona que frena el crecimiento de células cancerígenas.

Resultados de la investigación

Según las conclusiones obtenidas, si hacemos ejercicio entre las 8 y 10 de la mañana, se reduce el riesgo de padecer cáncer de próstata y mama. En el caso de los hombres, esta reducción también tendría lugar llevando a cabo una actividad desde las 7 hasta las 11 de la noche.

De cualquier forma, en este estudio también se tuvieron en cuenta otros factores que incidían en los resultados finales. Por ejemplo, las personas que más se beneficiaban en la práctica de ejercicio de 8 a 10 de la mañana, era los que se encontraban más activos por la noche.

cuando-hay-que-hacer-ejercicio-para-prevenir-el-cancer

A pesar de que el estudio determinó a través de sus participantes que el momento del día para realizar deporte era un factor a tener en cuenta para reducir el riesgo de cáncer, es preciso hacer más investigaciones para confirmarlo.

Hasta el momento, lo único que tenemos claro es que las personas deben realizar un mínimo de 150 minutos de actividad física moderada a la semana para reducir el riesgo de cáncer. Sin embargo, este último dato resulta muy interesante para poder valorarlo en el futuro.