Herpes, bruxismo o caries, las enfermedades bucodentales que provoca el estrés

Responsive image


El estrés y la ansiedad provocados por la crisis sanitaria pueden repercutir negativamente en la salud bucodental. Por eso los expertos aconsejan extremar la higiene bucodental y acudir al dentista regularmente.
 

El estrés se ha convertido en un problema muy común durante y después de la crisis sanitaria de la Covid-19. De ahí que, además de provocar problemas en la salud mental, se haya generalizado la proliferación de enfermedades relacionadas con la salud bucodental. Entre ellas, herpes labiales, bruxismo, enfermedades periodontales (gingivitis o periodontitis) o incluso caries. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), apuntan a que la ansiedad y el estrés afectan a casi el 15% de la población adulta y el 30% de las bajas laborales en España están causadas por ello.

En este sentido, los expertos en salud bucodental de Sanitas advierten que, cuando las personas están bajo estrés emocional, tienden a abandonar hábitos saludables y consumen más alimentos azucarados, fuman o aumentan la ingesta de alcohol. Además, según el estudio de Sanitas sobre salud bucodental durante el confinamiento, el estado de alarma provocó el agravamiento de patologías bucodentales en más del 13% de la población. Todo lo cual está aumentando el crecimiento de bacterias que, acompañado de una disminución de las defensas, genera una inflamación de las encías que puede desembocar en gingivitis o periodontitis.

Bruxismo y rechinar los dientes

En ocasiones, el estrés se exterioriza con acciones como apretar la mandíbula o rechinar lo dientes, lo que se conoce como bruxismo. Una patología que tiene como resultado el desgaste de la superficie dentaria, además de dolor en la zona de articulación temporomandibular o en la sien. Por otra parte, la disminución de las defensas que provoca el estrés genera una mayor vulnerabilidad ante los virus. Esto puede ocasionar la aparición de aftas o el conocido herpes labial.

Ante ello, los expertos en salud bucodental de Sanitas recomiendan incidir en los cuidados de la boca. Destacan la importancia de acudir de manera habitual al dentista, de cara a prevenir y detectar pequeños problemas que puedan degenerar en enfermedades mucho más graves. También aconsejan prestar atención a los malos hábitos que surgen con el estrés. Es decir, acciones como morderse las uñas o un boli pueden ser muy perjudiciales e incluso generar microfracturas en los dientes que afecten su estructura. Por ello, recomiendan estar prevenidos y aprender a canalizar las emociones de otra forma.

En cuanto a la dieta, debe ser equilibrada, contener la menor cantidad de azúcares posibles y gran cantidad de alimentos ricos en fibra, así como incorporar determinados frutos secos y productos lácteos. Todo ello acompañado de una buena higiene bucodental, con cepillados después de cada comida y acostumbrarse a utilizar la seda dental y el irrigador.