Viajar en autocaravana, disfrutar del genuino `slow travel´

Responsive image

by María Robert 
Todo lo que debes saber para recorrer el mundo con la casa a cuestas
 

¿Te consideras trotamundos? Puede que hayas viajado a los lugares más exóticos, y que tengas batallitas para contar en los cinco continentes. Eso es genial, nos das mucha envidia. Pero hay otra experiencia que debes probar sí o sí para que te den el carnet de viajero experto. De ninguna otra manera te vas a sentir tan libre e independiente como con la maravilla de un road trip en autocaravana.

Aunque más que una manera de viajar, el autocaravaning ya es una filosofía de vida para los que nacieron con espíritu nómada. Una en la que tú controlas el tiempo y el destino según te apetezca, en la que tienes que cogerle el gusto a improvisar sobre la marcha, y en la que, sobre todo, puedes moverte a tu aire por el mundo. Al fin y al cabo, llevas la casa a cuestas con todas las comodidades. Para que te hagas una idea, un vehículo de este tipo de medida estándar (entre 5 y 7 metros) incorpora, como mínimo cocina, baño, ducha, electricidad y dos camas dobles. ¿Qué más quieres?

Además, al no necesitar entrar en cámpings, ni en hoteles, ni en restaurantes, esta fórmula de viajar se está poniendo ahora más de moda en España como una opción segura de descubrir el mundo sin los peligros de contagiarte del dichoso coronavirus.

viajar-en-autocaravana-disfrutar-del-genuino-slow-travel

¿Dónde acampar?

Ahora bien, nuestro país aún tiene una estricta normativa para aparcar y pernoctar, por lo que la acampada libre está totalmente prohibida. Por lo tanto, a menos que cuenten con recinto especialmente reservado para ello, no podrás pasar la noche. Es de primero de autocaravanista conocer la diferencia clave entre ambos conceptos.

Al estacionar, estamos regidos por la Normativa Nacional de Tráfico. Por el contrario, sacar mesas, sillas o abrir ventanas ya entra dentro de la acampada. Por tanto, solo se puede hacer en zonas autorizadas.

España está mejorando en la habilitación de espacios. A día de hoy hay unas mil áreas de autocaravana públicas y privadas. De momento está muy por detrás del resto de países europeos, donde te encuentras un estacionamiento preparado prácticamente cada cuarto de hora. Son zonas reservadas para estacionar, acampar, recargar los bidones de agua y desaguar (vaciar las aguas grises y negras). Estos servicios se necesitan cada 3 o 4 días, el resto del tiempo, tu casa rodante te da total autonomía.viajar-en-autocaravana-disfrutar-del-genuino-slow-travel

¿Cuáles son los mejores destinos?

Elegir destino es muy fácil. En la mayoría de países europeos las autocaravanas son bienvenidas y cuentan con instalaciones para ellas. Aunque para empezar a familiarizarse con este tipo de viajes, Francia y Alemania son elecciones ideales.

En el país galo hay más de 11.000 campings, 800 áreas de servicio y más de 5000 estacionamientos. Por el camino te encontrarás con infinidad de pueblecitos con encanto, maravillosos paisajes naturales, y preciosas urbes de mediano y gran tamaño. Una ruta especialmente recomendada para autocaravana es la los Castillos del Valle del Loira en cualquier época del año.

Alemania es otro de nuestros países favoritos para recorrer en autocaravana. Además tiene una gran ventaja, que sus carreteras no son de pago. Las Autobahn cruzan el país de punta a punta y están en muy buen estado. Y por supuesto, hay rincones increíbles y rutas de ensueño para un viaje por carretera. Por ejemplo, la Ruta Romántica y la Ruta de los Cuentos de Hadas de los Hermanos Grimm. ¿A que suenan a pura magia? Lo son.