publicidad
el poder de las semillas de chia

Cuerpo y Mente,

El poder de las semillas de Chía

 [12 de septiembre de 2014 | No hay Comentarios ] Sonia Baños Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Las semillas de Chía hace siglos que son un alimento básico para las culturas mesoamericanas. Los indios aztecas y mayas las utilizaban para preparar medicinas y pinturas corporales, además de para su propia alimentación. Actualmente, consideramos a las semillas de Chía un súper alimento que proporciona innumerables beneficios a nuestras salud. 

Sonia Baños

Las semillas de Chía tienen unas propiedades nutricionales excepcionales para nuestra salud. Son una gran fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteína y ácidos grasos 3 de origen vegetal.
 
Las semillas de chía tienen 2 veces la proteína de cualquier otra semillas, 5 veces el calcio de la leche entera, 2 veces la cantidad de potasio de los plátanos, 3 veces más antioxidantes que los arándanos y 3 veces más hierro que las espinacas, además de contener grandes cantidades de ácidos grasos esenciales omega 3. También es fuente de magnesio, manganeso, cobre, niacina, zinc…
 
Beneficios de consumir semillas de Chía
 
- Son una gran fuente de proteína.
- También son una fuente espectacular de fibra soluble algo que favorece el tracto intestinal.
- Son un gran aliado para los pacientes con diabetes a causa de su gran capacidad de frenar la rapidez con la que nuestro cuerpo convierte los carbohidratos en azúcares simples.
- Contienen omega-3, las grasas buenas que favorecen la salud cardíaca y el colesterol. 
- Es un magnífico antioxidante.
- Facilita la digestión.
- Contiene gran cantidad de flavonoides, compuestos antioxidantes que son antiinflamatorios, antimutagénicos, antivíricos y anticancerígenos.
- Son ideales a la hora de hacer dieta ya que absorben 10 veces su peso en agua y provocan una gran sensación de saciedad. 
 
Cómo consumirlas
 
Las semillas de Chía son muy fáciles de digerir y sus nutrientes son asimilados muy rápidamente por el organismo. Lo ideal es consumirlas mezclando las semillas con agua, zumo o algún alimento líquido. El gel que se forma lo puedes agregar a batidos, mezclar en ensaladas o tomarlo, simplemente, a cuchadas. También puedes consumir los brotes tiernos de chía o espolvorear las semillas directamente en tus platos. Uno de los últimos descubrimientos es el uso de la chía en panadería. 
 
 
A priori, deberíamos consumir entre 10 y 20 gramos de estas semillas al día. Un par de cucharaditas al día de la mezcla de las semillas con agua o de las semillas directamente, será suficiente para notar los beneficios de las semillas de Chía para tu salud.