publicidad
nada seguro en playas y piscinas

Fitness, Tecnologa,

Nada seguro en playas y piscinas

 [08 de agosto de 2016 | No hay Comentarios ] Victoria Carmona Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

El verano es la época perfecta para la natación. Ya se practique como deporte o por pura diversión, nadar es una actividad muy completa, con múltiples beneficios. Pero también es habitual escuchar en esta época desagradables noticias sobre situaciones de riesgo tanto para niños como para adultos.

Victoria Carmona

Y a fin de evitar estos posibles accidentes con menores de corta edad que no sepan nadar o por circunstancias meteorológicas adversas, se han puesto en marcha varias aplicaciones y dispositivos que pueden evitar los posibles peligros de su práctica.

Nadar con seguridad

Existen tanto aplicaciones como gadgets para estar al tanto de los posibles peligros que nos puede acarrear la práctica de la natación. A continuación, se explican alguna de estas opciones.

1.- Kingii

Este curioso dispositivo puede ayudar a salir de un apuro en la piscina o en el mar. Consta de una pulsera equipada con un pequeño cilindro cargado de CO2 y capaz de inflar una bolsa hinchable en pocos segundos. Esta bolsa, aunque no sustituye a un chaleco salvavidas, proporciona flotabilidad adicional y, gracias a su color brillante y al silbato que incorpora, puede servir para que uno sea localizado con más facilidad en caso de emergencia.

2.- SEAL SwimSafe

Otro wearable que funciona combinando una base con collares que se pueden poner alrededor del cuello de los niños. Los collares son ajustables según la experiencia del nadador: desde el verde para el que no sabe nadar hasta lila para nadadores profesionales. Si el collar detecta una inmersión superior a cierto intervalo de tiempo (que depende del nivel del nadador), enviará una alarma a la base.

3.- Safety Turtle

Similar al anterior, pues consiste en una base que funciona en combinación con pulseras, que se colocan en las muñecas de los niños y harán saltar una alarma en el momento en que se mojen. Por tanto, es un aparato diseñado para casos en los que los pequeños están en la piscina o en la playa, pero aún no saben nadar.

4.- Pool Patrol

Es un sistema de alarma que sirve para evitar ahogamientos por una caída accidental a la piscina. Consta de una boya que se deja flotando en la piscina y que alertará si detecta olas sobre la superficie del agua (señal de alguien ha caído en ella). Su sensibilidad se puede ajustar a un nivel más alto o más bajo, para evitar que se produzcan demasiadas falsas alarmas (en caso de que haya viento fuerte o si cae un objeto a la piscina).

5.- Cámara de seguridad

Con un teléfono móvil en desuso y la app adecuada, es posible montar un sistema de vigilancia "casero" que detecte cualquier movimiento cercano a la piscina y, así, estar alerta en caso de que un niño que aún no sabe nadar se acerque demasiado. Algunas de estas apps son Presence y AtHome, ambas disponibles para iPhone y para teléfonos con Android.

6.- App iMar

Con iMar se puede conocer el estado del mar, tanto en tiempo real como la previsión para los próximos días. Los datos incluyen información sobre el oleaje, nivel del mar, viento, temperatura del agua y más. Se pueden marcar ciertas ubicaciones como favoritas.