publicidad
opciones saludables para tus aperitivos

Nutrición y Dietética,

Opciones saludables para tus aperitivos

 [12 de julio de 2019 | No hay Comentarios ]Carmen Reija Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

El buen tiempo nos anima a disfrutar de un relajante aperitivo en una agradable terraza. Las alarmas se disparan. El aperitivo engorda. ¿De verdad? ¿Es necesario renunciar a tomarlo? ¿Debemos limitarlo a momentos puntuales? La decisión es personal pero no podemos olvidar que mantener nuestro peso en su valor ideal y que nuestro cuerpo refleje los exigentes cánones actuales no debe convertirse en una obsesión que nos impida siempre disfrutar de lo que nos gusta o apetece. Opta por productos sanos y no renuncies a un buen aperitivo.

Carmen Reija

Te proponemos que hagas una selección de los alimentos que mejor se adapten a tus preferencias y te permitan disfrutar de un saludable aperitivo. Nuestras recomendaciones serían:

-Pide calamares, pulpo, langostinos, gambas o sepia a la plancha aliñados con limón y aceite de oliva virgen. Son alimentos ricos en omega-3 que cuidan tu organismo y aportan proteínas y minerales de gran interés.

-No renuncies a una brocheta de carne o pescado con verduras a la plancha. Otra opción saludable incluiría berberechos, mejillones o gambas cocidas acompañadas de zumo de limón natural.

-Elige un puñado de frutos secos (almendras o pistachos, por ejemplo), encurtidos (aceitunas, cebolletas o pepinillos pues constituyen una opción sencilla que contienen fibra y minerales; si no te gusta el sabor ácido del vinagre, puedes introducirlos en agua una o dos horas antes para reducir su fuerza), guacamole o verduras crudas (tomate, zanahoria, apio, etc.) que reducen el apetito y te entretienen mientras los masticas lentamente. Las verduras aportan fibra que controla las variaciones de azúcar, ya que se absorbe más lentamente y aportan una mayor sensación de saciedad.

-Selecciona alimentos con una baja proporción de hidratos de carbono como los champiñones o el calabacín. Estos vegetales rehogados con ajo y aceite o en brochetas con gambas y orégano resultan deliciosos y equilibrados.

-Si te gusta combinar dulce y salado, puedes preparar brochetas de uvas con queso, melón con jamón, salmón con cebolla confitada, anchoas con queso, etc.

-Opta por jamón ibérico con tomate o huevos rellenos de atún natural y tomate si deseas algo más contundente que puede, incluso, sustituir el primer plato.

-Bebe cerveza sin alcohol, té verde frío sin azúcar, smoothies, agua o zumos naturales.

De manera general, es aconsejable renunciar a:

-Las salsas elaboradas industrialmente, que suelen contener abundantes grasas poco saludables y de elevado poder calórico.

-La sal en cantidad excesiva. No descargues el salero encima de la comida. No es necesario y favorece la retención de líquido. Incluso sería recomendable que solicites la comida, simplemente sin sal y disfrutes de su sabor natural.

-Los alimentos fritos y rebozados que contienen altas proporciones de grasas saturadas y son muy energéticos.

-Los aperitivos salados en sus diferentes modalidades (galletas, panecillos, etc.) ya que contienen mucha sal y grasas poco saludables. Resultan muy apetecibles y cómodos, pero no constituyen la mejor elección por su composición y contenido calórico.

-Las patatas fritas envasadas. En su composición están presentes sal y aceite. Si no puedes resistirte a su consumo, elígelas sin sal.

-Las palomitas de maíz, consideradas capricho "natural", contienen sal, mantequilla, aceite, etc. y resultan indigestas para muchos consumidores.

Existen muchas opciones y seguro que encuentras la que mejor se adapte a tus preferencias. Combina alimentos poco calóricos y disfruta de tu aperitivo personalizado.