publicidad
pegamento en vez de puntos de sutura para lesiones graves

Tecnología,

Pegamento en vez de puntos de sutura para lesiones graves

 [21 de junio de 2019 | No hay Comentarios ]Guillem Alsina Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Basado en un polímero fundido, se aplica mediante una pistola de pegamento no muy diferente de aquellas que sirven para los trabajos de bricolaje.

Guillem Alsina

Quien más quien menos, todos hemos visto o incluso utilizado, una de esas pistolas de pegamento que en bricolaje se utilizan para juntar piezas de una forma limpia. Un grupo de investigadores del Instituto Technion de Tecnología de Israel ha desarrollado ahora una aplicación similar, pero con un pegamento médico que permite substituir a los puntos de sutura en las heridas abiertas para facilitar el cierre de tejidos que se han visto severamente afectados.

Los puntos de sutura o las grapas utilizadas ahora habitualmente para cerrar heridas presentan varios inconvenientes, como el dolor que provocan al ser puestos y las cicatrices que dejan, además de requerir cierta pericia en su colocación por parte del facultativo al cargo. Además, estos elementos tienen que ser eliminados tras la curación de los tejidos afectados.

Los actuales pegamentos médicos, ampliamente utilizados en casos de dermatología, cirugía y en las primeras atenciones a heridos graves sobre el terreno, presentan varios problemas, como su toxicidad (que limita su uso a la superfície de la piel), y sus propiedades mecánicas, que no hacen de ellos una herramienta precisamente flexible. No obstante, dan como resultado uniones más fuertes y unos resultados mejores en lo referente al apartado cosmético.

Es por ello que los científicos israelíes han trabajado en una nueva fórmula de pegamento, y en la mejor manera de aplicarlo.

El material que han desarrollado no es tóxico, es más flexible que los actuales pegamentos, pega más fuerte, y se descompone de forma natural una vez los tejidos se han vuelto a quedar unidos.

El proceso de aplicación requiere del uso de la antes mencionada pistola de pegamento, que calienta la materia y la esparce sobre la herida a cerrar. La temperatura de calentamiento del nuevo material no es muy alta, solamente un poco por encima de la del cuerpo, para no provocar quemaduras.

No solamente es adecuado para cerrar heridas abiertas, sino que también se puede utilizar para zanjar heridas en el interior del cuerpo.

Es cuatro veces más fuerte que los pegamentos médicos existentes hasta la fecha, y en unas pocas semanas se disuelve de forma natural, no quedando más rastro de él que una unión más fuerte entre lo que antes eran las dos partes separadas por una herida.