Dieta militar para perder peso rápido, ¿qué piensan los nutricionistas?

Responsive image

by Mirian Díaz
La dieta militar te ayudará a quitarte esos kilos de más de forma rápida y precisa, ¿cómo funciona y cómo debe hacerse correctamente?
 

Puede que hayas escuchado hablar alguna vez de la dieta militar, principalmente en redes sociales. Y es que, aunque su nombre resulte muy curioso, es muy habitual en las búsquedas de Google al prometer que perderás cinco kilos en una semana.

Antes de hablar más detenidamente sobre dieta, queremos advertirte de alto clave. A la hora de perder peso, lo más aconsejable es perder entre medio kilo o un kilo a la semana, ingiriendo como mínimo unas 1400 o 1500 calorías y haciendo ejercicio para quemar grasa.

Cuando hablamos de dietas estrictas con las que perder peso en tan poco tiempo, lo ideal es contar con la ayuda de expertos nutricionistas que sigan el proceso. De cualquier forma, vamos a hacer un breve repaso para que sepas cómo funciona esta dieta y si es tan efectiva como dicen.

¿En qué consiste la dieta militar?

Es un plan de alimentación riguroso, que consiste en tomar alimentos bajos en calorías para perder peso rápidamente. Funciona siguiendo un proceso cíclico, es decir, lo que hacemos es reducir la ingesta de calorías durante tres días y seguir con nuestra alimentación normal los cuatro restantes. Los menús de los que se compone no suelen pasar de las 1000 a 1400 calorías diarias.

Cuando tu cuerpo se encuentra con un déficit de calorías, debe tirar de la grasa almacenada para producir energía. Se trata de un mecanismo de supervivencia que adopta el cuerpo, aunque no podemos abusar de él y practicarlo durante mucho tiempo porque puede provocar desequilibrios hormonales, deficiencias importantes en nuestros nutrientes y estrés crónico.

¿Por qué ha adoptado este término tan curioso?

No se sabe muy bien de dónde surge, aunque muchos piensan que la dieta la seguía el ejército de Estados Unidos para mantenerse en forma. Sin embargo, sólo se trata de un rumor infundado. De hecho, es lógico pensar que un soldado necesite muchas más calorías para resistir duras jornadas de entrenamiento.

Lo cierto es que no existe una relación clara que explique la relación entre los términos dieta y militar. Incluso podemos asegurar que una alimentación poco equilibrada puede repercutir en nuestro rendimiento. La razón más obvia para relacionar ambos conceptos es que necesitamos ser disciplinados y tener cierto aguante para obtener los resultados deseados, tal y como sucede con los soldados.

Ejemplos de menús de dieta militar

Como ya hemos dicho anteriormente, el objetivo de este tipo de dieta consiste en consumir de 1000 a 1400 calorías durante tres días a la semana. Teniendo en cuenta que lo recomendable para las mujeres es tomar alrededor de 2000 calorías, esta cifra resulta bastante más baja. Sea como sea, te vamos a dar algunos ejemplos para que te hagas una idea, aunque recuerda que no debes hacerla sin la ayuda de un profesional:

Día 1

Desayunar una rebanada de pan tostado con mantequilla o aceite de oliva, acompañada de un café o infusión endulzado con leche vegetal o con sabor. Para comer puedes incluir una tostada de pan integral con atún y un poco de mayonesa light acompañado de un té o similar. En cuanto a la cena, toma una pequeña porción de carne a la plancha con unas poquitas de judías verdes y varias piezas de fruta como una manzana y medio plátano.

Día 2

Empieza el día con una tostada de pan integral con un huevo entero y el resto del plátano del día anterior. Para comer, un poco de requesón, un huevo duro y una tostada o algunas galletas saladas. Para la cena prepara un plato con proteínas dotado de pavo o pollo, un poco de brócoli a la plancha o al vapor, varias zanahorias y medio plátano.

Día 3

Para el último día, toma algunas galletas saladas o una rebanada de pan con aceite, un poco de queso fresco y una manzana, acompañado con una infusión o café endulzado con una cucharada de miel. Para la última comida toma una rebanada de pan integral y huevo revuelto o varios filetes de pollo a la plancha. En la cena come una lata de atún y un plátano.