Jordania más allá de Petra

Responsive image

by Marta Parareda
Una de las razones principales por las que visitar Jordania es, sin duda, descubrir y maravillarse con la ciudad de Petra. Sin embargo, este país ofrece mucho más. ¿Te apuntas a descubrirlo con nosotros?
 

Por descontado que debes visitar Petra sí o sí. Desplazarte a Jordania y no pisar esta maravilla sería imperdonable. No obstante, muchas veces se cree que este país tiene poco más que ofrecer y no es el caso. Desde flotar en el Mar Muerto, bucear en el Mar Rojo, impregnarte de cultura en Amán, de historia en Jerash, rememorar escenarios bíblicos o dormir bajo las estrellas en el desierto de Wadi Rum. Jordania te ofrece esto y mucho más.

Flotar en el Mar Muerto

Pocas sensaciones son tan alucinantes como la de flotar sobre el Mar Muerto. Su alta concentración de sal, diez veces más alta que el resto de océanos, te permite flotar sin esfuerzo y llevarte de recuerdo la típica foto de leer una revista mientras nadas.

jordania-mas-alla-de-petra

Situada a 400 metros bajo el nivel del mar, su alto nivel de minerales lo convierten además en el spa natural más grande del mundo, por sus propiedades dermatológicas, terapéuticas y exfoliantes. No olvides embadurnarte con su barro para rejuvenecer unos años, al igual que hacía la mismísima Cleopatra, hace ya algunos años.

Áqaba y el Mar Rojo

Si lo que quieres es bucear o hacer snorkel, otro mar te espera. El Mar Rojo tiene uno de los fondos marinos más bonitos del mundo. En la ciudad costera de Áqaba hay varios centros de buceo que te ofrecen equipos, instructores profesionales y transporte en barco para descubrir amistosas tortugas marinas, delfines y peces multicolores.

jordania-mas-alla-de-petra

Desierto de Wadi Rum

Y si hablamos de aventura, no hay nada como pasar una noche en el desierto de Wadi Rum. Dormir bajo las estrellas es una experiencia única, en la que solo interviene el silencio, las estrellas y tú. Con un paisaje que recuerda a Marte, por el color rojizo de su tierra, este desierto cuenta con gargantas estrechas, arcos naturales, acantilados, rampas y cavernas habitado por tribus de beduinos desde la prehistoria. Unos guardianes del desierto que te ofrecerán el mejor café jordano que probarás en este país.

Historia en Jerash y Amán

La historia también forma parte de Jordania. Sumergirte en ella es fácil si visitas la ciudad de Jerash. Una de las ciudades romanas más importantes y mejor conservadas del Próximo Oriente, que poco tiene que envidiarle a la propia Roma.

jordania-mas-alla-de-petra

O visitas la ciudadela histórica de Amán donde se encuentran las columnas del templo romano de Hércules, el complejo palaciego de Umayyad o el teatro romano. En el Museo Arqueológico de la capital también podrás ver algunos de los Manuscritos del Mar Muerto, que seguro has estudiado en clase de historia.

Escenarios bíblicos

Y no olvidemos los más de cien escenarios bíblicos a los que puedes peregrinar en Jordania. Empezando por el Monte Nebo, donde se cree que reposan los restos de Moisés, y acabando en el río Jordán, donde supuestamente Jesús fue bautizado.

De camino a todos estos magníficos lugares, no olvides disfrutar del paisaje, asombrarte con sus atardeceres y probar la exquisita cocina jordana.