8 trucos para elaborar conservas naturales

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Volver a lo natural se ha convertido en el objetivo prioritario de muchos de nosotros. Elaborar tus propias conservas naturales resultará muy gratificante si, además de hacerlo de manera optimista piensas en lo saludables que resultan. Y es más fácil de lo que parece.
 

Te proponemos 8 sencillos trucos para que te resulte sencillo y no desesperes ante los pequeños inconvenientes que se te puedan presentar. Son los siguientes:

1.-Controla la acidez

Es fundamental conseguir un medio ácido adecuado para que se conserve correctamente. Las conservas de pescados, carnes o la mayoría de frutas y vegetales se consideran poco ácidos. Resulta necesario añadir entonces correctores de acidez previos a la esterilización. Se usan: vinagre (ácido acético), limón (ácido cítrico) o vitamina C (ácido ascórbico), que actúan como antioxidantes y reguladores de acidez.

Ante cualquier duda, lo mejor es esterilizar en olla a presión.

2.-Aceite como conservante natural

Se usa para prolongar el tiempo de conservación del alimento tras un tratamiento térmico previo. Frecuente en bonito, caballa, pimientos, tomates secos, etc.

3.-El procedimiento más adecuado con las verduras

Las verduras cocidas o escaldadas presentan un pH alto. Es necesario añadir un corrector al líquido que las recubre (normalmente agua con sal), envasarlas en el tarro adecuado y esterilizarlas en la olla a presión.

4.-Cómo elaborar conservas de pescado o verduras con aceite

Tras su elaboración y cocción previas se llenan de aceite los tarros, se introduce el alimento elaborado y se esterilizan a baño María o en la olla a presión.

Las anchoas se consideran una semiconserva, no reciben tratamiento térmico y deben guardarse en la nevera igual que si las compras en un comercio y te sobran.

5.-Encurtidos

Se trata de conservas en vinagre. El paso previo es introducir los alimentos en salmuera para una fermentación inicial. Tras unas horas se colocan en los tarros y se añade el vinagre.

6.-Salsa de tomate

Elaboras la salsa a tu gusto, la envasas en los tarros adecuados y los sometes a baño María durante 30-40 minutos.

7.-Frutas en almíbar

Tras seleccionar las frutas en su punto de madurez adecuado debes lavarlas, pelarlas y cortarlas. Deberías mantenerlas durante el proceso en agua con sal y limón para que no se oxiden o contaminen mientras acabas de cortarlas todas.

Al finalizar el proceso, debes meterlas en los tarros elegidos, añadir el almíbar muy caliente y proceder al baño María durante 30 minutos.

8.-Mermelada

Tras procesar las frutas como en la conserva de almíbar, las cueces con el azúcar, el ácido cítrico y la pectina. Es importante la pectina, ya que es necesaria como espesante y no todas las frutas presentan la misma cantidad. Una vez decidido este punto, se recomienda añadir zumo de limón y entre 500 y 750 gramos de azúcar por cada kilo de fruta durante la cocción. Al finalizar la cocción, se rellenan los frascos con el producto caliente, se tapan y se esterilizan. Los tarros de cristal se conservan dos meses en la nevera; si los quieres guardar más tiempo, debes esterilizarlos a baño María.

Ya ves que sencillo resulta elaborar tus conservas naturales caseras. Anímate.